Los Cambios son Posibles. Educar para la Sostenibilidad

De Construpedia


Logo isf 1.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Ingenieros Sin Fronteras en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de Ingeniería Sin Fronteras
¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.


Contenido

Universidades Líderes... También en Sostenibilidad

Cuando se percibe que las universidades tecnológicas líderes del ámbito internacional están introduciendo la sostenibilidad profundamente en sus misiones y actuaciones, podemos pensar que la cuestión empieza a avanzar seriamente. Efectivamente, hoy en día la sostenibilidad deja de ser una simple expresión del compromiso ético de la universidad hacia la sociedad, para convertirse también en un factor de calidad docente e investigadora, así como de competitividad en el cada vez más complicado mercado de la formación superior y la investigación tecnológica.

No nos tiene que sorprender, pues, que una búsqueda por Internet con las palabras sostenibilidad,educación y tecnología nos reseñe como primeros hallazgos instituciones tan prestigiosas como la Universidad de Harvard (EEUU), el Massachussets Institute of Technology (MIT. EEUU), la Universidad Tecnológica de Chalmers (Suecia), la Universidad Tecnológica de Delft (Países Bajos), el Instituto Tecnológico de Monterrey (México) o el Georgia Institute of Technology (EEUU).

En los Estados Unidos, el Georgia Institute of Technology ha designado la tecnología sostenible como una de sus tres misiones centrales para todas las actividades de la universidad.

Por otro lado, ya en el año 1989, la Universidad de Tufts (Boston) fue pionera haciendo de la alfabetización ambiental un objetivo para todos sus graduados mediante la creación del Tufts Environmental Literacy Institute.

En Europa, entre muchos otros, es interesante mencionar el caso de la Universidad Tecnológica de Delft, la cual ha optado, desde el año 1996, por tres acciones complementarias y sinérgicas:

(a) diseñar un curso obligatorio sobre tecnología y sostenibilidad para todos los alumnos de la universidad;

(b) integrar el desarrollo sostenible en todas las asignaturas, teniendo en cuenta las particularidades específicas, y

(c) ofrecer la posibilidad de una graduación específica en sostenibilidad en el marco de cada centro.

En Suecia, la Universidad Tecnológica de Chalmers ha hecho una inversión de 11 millones de dólares para 5 años en el que han denominado la Chalmers Environment Initiative, que consiste en crear nuevas líneas de investigación y docencia en sostenibilidad muy novedosas y transdiciplinares mediante el fichaje de siete estrellas científicas mundiales de primera línea en áreas como metabolismo industrial sostenible, sistemas energéticos sostenibles o medidas ambientales globales.

Una red académica

En la esfera global, es interesante mencionar la Alliance for Global Sustainability, una red académica que agrupa un reducido círculo de cuatro universidades de indiscutible liderazgo:

  • MIT,
  • Universidad de Tokio,
  • ETH (Eidgenössische Technische Hochschule) de Zurich y
  • Universidad Tecnológica de Chalmers.

Esta red, que reúne desde 1999 a científicos de gran prestigio, pretende mejorar la comprensión científica de los retos ambientales globales, desarrollar herramientas tecnológicas y estratégicas para ayudar a las sociedades a reconciliar los problemas económicos y ambientales, y formar una nueva generación de líderes comprometidos con el desarrollo sostenible.

Pero la cuestión de reorientar la educación tecnológica hacia la sostenibilidad ya no se limita a las instituciones académicas.

Instituciones de liderazgo en sostenibilidad

Se puede destacar como ejemplo el liderazgo que ejercen en la materia instituciones como el World Business Council for Sustainable Development (WBCSD), el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

No quedan al margen organizaciones profesionales, entre las que pueden citarse la World Federation of Engineering Organisations (WEFO) que ya animó en 1997 a todos los ingenieros a “ser conscientes de los principios del desarrollo sostenible y ser formados de manera continua sobre las tecnologías para el desarrollo sostenible disponibles y aplicables a su actividad profesional”.

Como ejemplo de la reorientación que están tomando los colectivos profesionales, Paul Jowitt (2004), partiendo de la definición de Thomas Tredgold, en el siglo XIX, la ingeniería civil es el arte de dirigir las grandes fuentes de Poder de la Naturaleza para el uso y conveniencia del hombre, proponía recientemente la redefinición la ingeniería civil, en términos propios del siglo XXI:

...La ingeniería civil es el arte de trabajar con las grandes fuentes de Poder de la Naturaleza para el uso y beneficio de la sociedad.

Factores de Cambio en las Instituciones de Educación Superior

En clave de humor, se suele decir que si no sabemos adónde debemos ir, seguro que iremos a parar ahí.

Afortunadamente, parece que empezamos a saber hacia dónde hace falta ir. La cuestión ahora, por lo tanto, es gestionar bien la transición y posibilitarla lo más rápidamente posible a través de las acciones estratégicas más adecuadas. La Declaración de Barcelona indica la dirección del cambio que han de adoptar las instituciones de educación superior en el ámbito tecnológico:

Las universidades tienen que redirigir el proceso de enseñanza aprendizaje para formar verdaderos modelo para la sociedad. Responder al cambio es una parte fundamental del rol de una universidad en la sociedad. Existen evidencias de que el desarrollo sostenible ya se ha incorporado a numerosas instituciones de enseñanza de la ingeniería en cualquier parte del mundo. La Década de las Naciones Unidas para la Educación en Desarrollo Sostenible (2005-2014) ofrece una gran oportunidad para consolidar y replicar las buenas prácticas existentes dentro de la comunidad internacional de enseñanza superior.

Las universidades tienen ahora la oportunidad de reorientar las funciones tradicionales de enseñanza e investigación, y generar ideas alternativas y un nuevo conocimiento. También se tienen que comprometer a responder creativa e imaginativamente a los problemas sociales y de este modo educar para el desarrollo sostenible.

Las barreras a superar en el campo de la educación para la sostenibilidad

Cabe decir que los argumentos para introducir la sostenibilidad en los programas educativos de las universidades tienen cada vez menos oponentes.

Pero sí siguen teniendo algunas barreras generalizadas que se deben superar (Thomas, 2004):

  • Falta de cultura sobre el valor o prioridad que merece el desarrollo sostenible.
  • Falta de apoyo organizacional y recursos para el profesorado.
  • Falta de formación para el profesorado.

Por otro lado, se debe insistir en que este cambio es inviable sin la complicidad de numerosos actores y agentes sociales. Y, aún más, no se pueden obviar las escasas oportunidades que se presentan para la renovación profunda de las mismas instituciones.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies