La Importancia de la Participación de Hombres y Mujeres en las Intervenciones Energéticas

De Construpedia


Logo isf 1.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Ingenieros Sin Fronteras en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de Ingeniería Sin Fronteras
¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.


En Guatemala, dentro del proyecto Desarrollo de Microempresas por medio de Energía Renovable en la Región de Quiché, se han realizado una serie de actividades para superar obstáculos, como el analfabetismo o limitaciones culturales, que influyen negativamente en la participación de las mujeres en los espacios de toma de decisiones. El equipo de campo está formado por una mujer y un hombre del área que hablan el idioma local (Ixil), lo que facilita la comunicación con las mujeres, ya que la mayoría no habla español. Durante las capacitaciones y las elecciones se usan tarjetas de diferentes colores con dibujos para facilitar también la participación de las personas analfabetas, mayoritariamente mujeres.

Fuente: UICN, 2004.

Cualquier planificación energética, para ser exitosa, requiere la participación de todos los grupos afectados o involucrados.

Intervenciones verticales, especialmente en áreas rurales, han tenido escasos resultados a medio y largo plazo (UNDP, 2000).

La experiencia demuestra que los proyectos energéticos normalmente se han centrado más en el servicio e infraestructura energética que en las personas beneficiarias del mismo.

La escasa o nula participación de las comunidades, especialmente de las mujeres, ha dado lugar a resultados inapropiados, socialmente inaceptables e insostenibles, tanto económica como ambientalmente.

Se observa que, aun cuando la población beneficiaria de los proyectos son en mayor proporción las mujeres, éstas tienen una menor participación en la capacitación, especialmente cuando es técnica y financiera, y en el acceso y control sobre las nuevas tecnologías. Para conseguir que todos los involucrados participen en los proyectos, es preciso percibir los obstáculos sociales, culturales y económicos que dificultan a las mujeres participar, con el fin de establecer medidas específicas para permitir que éstas puedan contribuir efectivamente a los procesos de desarrollo.

Frecuentemente, el fomento de la participación de las mujeres en los proyectos se reduce al uso de enfoques y metodologías participativas.

De hecho, la mayoría de los proyectos energéticos sistematizados han utilizado enfoques y metodologías participativas, tales como el diagnóstico rural participativo, para identificar las necesidades e intereses de la población. Sin embargo, no hay que dar por sentado que estos enfoques y metodologías son de por sí sensibles al género, de modo que es necesario que incorporen también esta perspectiva para que realmente recojan las opiniones de todos los miembros de la comunidad, especialmente de las mujeres.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies