Guantes de Protección frente a Riesgos Químicos y Microbiológicos

De Construpedia

Logo ASEPAL.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias a ASEPAL en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de ASEPAL.

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.


En los entornos de trabajo existen riesgos químicos a los que deben hacer frente los trabajadores. La protección personal debe tener en cuenta, además del equipo de protección individual, un complemento indispensable como son los guantes. Los riesgos químicos están presentes en todo tipo de aplicaciones: en los talleres cuando se manipulan piezas aceitosas; en los laboratorios, por las salpicaduras y el contacto con sustancias citostáticas; en la agricultura, por el uso de pesticidas; y en las labores de pintura, limpieza de graffitis y de herramientas, etc.

==¿Por qué llevar guantes?== hola mis prros usen guantes plis no se me mueran bai

Los guantes son un elemento esencial para la protección. El trabajador debe tener en cuenta que su uso reduce la posibilidad de lesiones y protege de las sustancias químicas que pueden causar irritación, quemaduras, alergias e incluso cáncer; de los riesgos microbiológicos que causan infecciones y muerte; de la intolerancia a ciertos productos como consecuencia de una larga exposición, y de la radioactividad, fuego, shock eléctrico y sustancias criogénicas (no disponibles en la gama de Ansell). Además su utilización aumenta la productividad y ofrece protección frente a riesgos mecánicos (cortes, abrasión), eléctricos (quemaduras), y térmicos (quemaduras, cáncer de piel, piel agrietada, sabañones),

El coste de un par de guantes es extremadamente inferior al del tratamiento sanitario para curar los problemas de salud que se pueden derivar de no usarlos. La permeación líquida de los tóxicos no es visible para ojo humano, pero eso no quiere decir que no ocurra. El empleo de guantes protege también a los productos manipulados del contacto con el ser humano en aquellos casos en los que la calidad de los mismos podría resultar afectada (alimentos, componentes electrónicos y de automoción, etcétera).

Contenido

Resistencia química

La resistencia química se mide mediante el cambio en la resistencia a la tensión (UTS antes y después de su exposición a los agentes químicos), el índice Swell (cambio en el diámetro de una parte circular de prueba tras su inmersión en la sustancia química) y la prueba de penetración y permeación (EN 374).

Manos1.png


Las prestaciones de un material frente a los agentes químicos se determinan de acuerdo a tres factores: penetración, permeación y degradación.


La penetración se define por el movimiento de un agente químico y/o microorganismo a través de un material poroso, costuras, agujeros u otras imperfecciones de un material empleado para guantes de protección en un nivel no molecular. Para medir la penetración de un tejido hay que someterlo a dos pruebas. Primero, la de filtración de agua, en la cual se llena el guante con 1000 ml de agua mientras se suspende verticalmente. La filtración se detecta si aparecen pequeñas gotas de agua fuera del guante. Si no gotea, hay que volver a hacer la prueba dos minutos después para asegurarse de los resultados.

También es preciso realizar una prueba de filtración de aire que consiste en examinar si el guante presenta a la vista rasguños, fisuras o agujeros. Una vez comprobado que no existen este tipo de defectos, se abrocha a un mandril circular y se infla con aire bajo el agua a una presión de X kPa sobre la presión del agua en las yemas de los dedos. La tolerancia a la presión del inflado debe ser +/- 10% y el tiempo de inmersión deber ser como mínimo de 30 segundos. De manera orientativa cabe señalar que para un guante de grosor menor de 0.3mm la kPa será de 0.5; para un grosor de entre 0.3 y 0.5mm la kPa, de 2.0; para un grosor de entre 0.5 y 1.0mm, de 5.0, y para un grosor superior a 1mm la kPa será de 6.0.

Los guantes de cada lote son examinados e inspeccionados de acuerdo a la ISO 2859. El nivel de calidad aceptable (AQL) y los niveles de inspección deben cumplir con los especificados a continuación:

  • Nivel de prestaciones 1: AQL <4.0 y nivel de inspección S4.
  • Nivel de prestaciones 2: AQL <1.5 y nivel de inspección GI.
  • Nivel de prestaciones 3: AQL <0.65 y nivel de inspección GI.
Manos2.png


La permeación es el proceso mediante el cual un agente químico traspasa el material de protección del guante a un nivel molecular. La permeación comprende las siguientes fases: absorción de las moléculas del agente químico en contacto con la superficie del material, difusión de las moléculas absorbidas en el material, y deserción de las moléculas sobre la superficie opuesta del material.

La permeación depende del material del guante (composición, proceso de manufactura, grosos y porosidad), de la temperatura ambiente, de los agentes químicos manipulados, y de la solubilidad o velocidad de permeación.

La resistencia a este proceso se determina mediante el tiempo de permeación. Este factor, medido en minutos, proporciona un índice determinado por el método de prueba EN 374-3 "Determinación de la resistencia a la permeación de los agentes químicos". El tiempo de permeación es el que transcurre desde el inicio de la prueba hasta la primera detección del agente químico en la cara interna de la barrera. Indica durante cuánto tiempo el guante ofrece una resistencia efectiva a la permeación cuando está totalmente sumergido en la muestra química.

De acuerdo a los tiempos de permeación se han establecido unas categorías que van desde la 0 a la 6. El 0 representa un tiempo de permeación inferior a los 10 minutos; el 1, de 10 minutos; el 2 equivale a 30 minutos, el 3 a 60 minutos, el 4 a 120 minutos, el 5 a 240 minutos, y por último, el 6 que equivale a un tiempo superior a los 480 minutos.

La acumulación media se mide por la concentración del agente químico. La tasa de permeación alcanza 1μg/min/cm². El lado que acumula la sustancia química se analiza para determinar primero la presencia del agente químico y después para medir la extensión de la permeación. El medio empleado en esta prueba puede ser gaseoso o líquido.

Límites de las pruebas de guantes

Los tiempos de penetración y permeación de las sustancias químicas puras no se corresponden a los de las sustancias químicas mezcladas. No existe una forma científica para determinar estos últimos, ya que la combinación de diferentes agentes químicos puede reaccionar de manera muy distinta a los componentes específicos, que son los que se utilizan para las pruebas de laboratorio.

Resulta particularmente importante aclarar que en ningún caso el tiempo de penetración y permeación pueden interpretarse como tiempo de uso de la barrera de protección. A esto hay que añadir que aunque los límites de exposición de la dermis de la piel no han sido establecidos por ninguna prueba, sí que existen estándares. Algunas compañías sugieren que el tiempo de permeación de la barrera debe considerarse como tiempo de exposición mínimo, pero esta orientación tampoco es definitiva, ya que depende mucho de la intensidad del contacto con el agente químico y de las condiciones exactas de la aplicación.

Manos3.png


Por otra parte, los resultados de las pruebas estáticas a las que se someten los guantes tienen el inconveniente de que no reproducen efectos como la temperatura del lugar de trabajo. Por ello, la empresa Ansell prueba sus guantes en circunstancias dinámicas (ACPP). Lo ideal es que el usuario pueda realizar una evaluación in situ del guante y que su opinión sea tenida en cuenta a la hora de seleccionar el producto. La mayoría de los usuarios exigen un informe de pruebas oficial. Sin embargo, la ACPP no es un procedimiento oficial, sino que fue desarrollada para pruebas con agentes citoestáticos, aunque actualmente se usa también para medir la penetración viral.

Pictogramas

Conforme a las sustancias químicas frente a las que ofrecen protección, los guantes incorporarán unos u otros pictogramas de identificación. Existen 12 sustancias químicas codificadas con letras de la A a la L:

A. Metanol. 67-56-1. Alcohol primario
B. Acetona. 67-64-1. Ketona
C. Acetonitrilo. 75-05-8. Compuesto de nitrilo
D.Diclorometano. 75-09-2. Parafina clorada
E. Disulfuro de carbono. 75-15-0. Sulfuro con componentes orgánicos
F. Tolueno. 108-88-3. Hidrocarburo aromático
G. Dieilamina. 109-89-7. Amina
H. Tetrahidrofurano. 109-99-9. Heterocíclicos y compuestos de éter
I. Etilacetato. 141-78-6. Éster
J. N-Heptano. 142-85-5. Hidrocarburo saturado
K. Hidróxido de sodio 40%. 1310-73-2. Base inorgánica
L. Ácido sulfúrico 96%. 7664-93-9. Ácido mineral inorgánico


Existen tres tipos de pictogramas para guantes de protección, de acuerdo a las prestaciones demostradas en las pruebas:

  • El primer pictograma se empleaba hace años y representaba que el guante había superado sólo una de las pruebas de resistencia a agentes químicos.
  • El nuevo pictograma para permeación, el segundo, demuestra que al menos el guante resiste a tres de las sustancias químicas de la lista anteriormente citada, durante un tiempo de 30 minutos (categoría 2 del índice de permeación).
  • Si el guante no resiste al menos a tres de las sustancias de la lista según el requisito anterior, pero es resistente a productos químicos, se utilizará el tercer pictograma. Generalmente es conocido como "baja resistencia química", pero no es correcto ya que (por ejemplo) puede tener una resistencia química muy alta a 2 productos de la lista y llevar éste pictograma
Manos4.png

Componentes

Los guantes de protección para tareas relacionadas con las sustancias químicas pueden estar fabricados con los siguientes componentes: látex natural, neopreno, PVC, nitrilo, PVA, film de polietileno, Butyl/ Vyton o mezclas de componentes.


El látex natural proviene del árbol del látex, denominado Hevea Brasiliensis. Es un material libre de plastificantes, que se caracteriza por su excelente resistencia al corte, sensibilidad, destreza, adherencia en húmedo, bajo coste y aislamiento. Ofrece una excelente protección contra bases, alcoholes y soluciones diluidas en agua de la mayoría de los productos químicos, así como una correcta protección frente a acetonas no diluidas y aldehídos. Sin embargo, este material presenta también algunas desventajas relacionadas con su baja resistencia a aceites, grasas y sustancias químicas orgánicas. Igualmente, el empleo de guantes de látex natural podría incrementar el riesgo de alergias a causa de sus proteínas naturales. La importación de guantes fabricados con este material es un factor de riesgo añadido, ya que con frecuencia no presentan una buena calidad.


El neopreno está compuesto por goma sintética o policloropreno y se caracteriza por su flexibilidad, su excelente resistencia a las sustancias grasas, ácidas (nitroso y sulfúrico), caústicas y un amplio abanico de solventes (fenol, etileno modificado con glicol, anilina). Presenta unas propiedades físicas medias: menor resistencia a los enganches, cortes, pinchazos y abrasiones que el nitrilo o el látex natural. Otra de las propiedades de este material, de coste medio, es su resistencia al ozono. Como desventaja cabe señalar sus bajas prestaciones frente a solventes orgánicos.


El PVC se compone de un monómero de cloruro de vinilo combinado con plastificantes que le proporcionan flexibilidad. Entre las ventajas de su uso figuran su buena resistencia a la abrasión, bajo riesgo de alergias (es un material libre de proteínas), excelente protección frente a ácidos fuertes, caústicas, álcalis, bases y alcoholes, además de su confort y bajo coste. En cambio, el PVC tiene en su contra que no está recomendado frente a ketones y solventes orgánicos, es propenso a cortes y pinchazos, y contiene plastificantes. También hay que advertir que se degrada en contacto con alimentos grasos y no es fácilmente desechable en el medio ambiente. Al igual que ocurre con el látex, se debe prestar atención a los guantes de PVC importados porque pueden no ajustarse a los requisitos mínimos de calidad exigidos.


En lo referente al nitrilo, compuesto de un copolímero de polibutadine acrilonitrilo con ácido metacrílico, hay que destacar sus excelentes propiedades físicas derivadas de la resistencia a los enganches, pinchazos y abrasiones. Es un material libre de proteínas y plastificantes que facilita la sensibilidad y la destreza. Posee una excelente adherencia en seco y ofrece protección frente a una amplia variedad de productos, como bases, aceites, combustibles, solventes (tolueno, tricloroetano, xyleno, percloroetileno), ésteres, lubricantes y grasas animales. Desventajas: es más rígido que el PVC o el látex natural. Además, su adherencia es húmeda y grasa, y no está recomendado su uso frente a muchos ketones y solventes orgánicos (benceno, metileno, clorado, triclorietileno…) A esto hay que añadir su alto coste, más del doble en comparación con el del látex natural.


Por otra parte, el PVA, compuesto por alcohol de vinilo, es un material que posee buenas propiedades físicas y resiste a los cortes, pinchazos, abrasiones y enganches. Su barrera frente a las sustancias químicas también es excelente, y resulta adecuado frente a los alifáticos, aromáticos, solventes clorados, ésteres y la mayoría de los ketones (con excepción de la acetona). A pesar de ello, el PVA es frágil cuando se expone a agua, alcoholes ligeros o a la mayoría de las soluciones diluidas en agua de los productos químicos. Otro de los inconvenientes de este material es su escasa flexibilidad y su alto coste.


Otros componentes empleados en la fabricación de guantes de protección son las gomas Butilo/Viton especializadas en aplicaciones frente a riesgos químicos. Ambos materiales resisten los alcoholes, ácidos y gases. El Butilo resulta además adecuado frente a solventes oxigenados y compuestos polares: alcoholes, aldehídos, ketones, ésteres, aminas, amidas y bases. El Viton, en cambio, es particularmente resistente frente a hidrocarburos aromáticos y alifáticos, y a solventes halogenados.


Por último, las mezclas de materiales, que provienen de la combinación de polímeros como el látex natural, nitrilo y neopreno, presentan una mayor resistencia a agentes químicos que el látex natural.. También destaca su bajo coste y su destreza digital. En cambio, hay que tener en cuenta que con frecuencia en las mezclas hay un material que es más predominante, y del cual presentan todos sus inconvenientes. En el caso de que el látex natural sea uno de los materiales de la mezcla no está libre de proteínas.

Manos5.png

Artículos relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies