Guía de Compra o Selección de Herramientas Manuales:

De Construpedia

LogoFLC.PNG Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Fundación Laboral de la Construcción en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación Manual de Ergonomía en la Construcción, disponible en el sitio web Línea Prevención.

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © Fundación Laboral de la Construcción, 2004.


En algunas ocasiones son los propios trabajadores los que se encargan de adquirir las herramientas que necesitan para desempeñar su trabajo. Si ese es el caso, se pueden seguir los siguientes consejos:

  • Buscar una herramienta que esté equilibrada, que al sujetarla no se incline ni hacia adelante ni hacia atrás.
  • Fijarse en el mango:
- Hay que sentirlo cómodo al sujetarlo en la mano: ni muy grueso, ni muy delgado, ni muy corto.
- No debe lastimar la mano al sujetarlo con firmeza. No se recomiendan los bordes rectos, ni las ranuras donde descansan los dedos.
- Buscar un mango que no resbale.
- Elegir un mango que esté cubierto por un material suave como goma o plástico. Incluso podría convenir buscar un mango especial de goma o encargar un mango a medida.
- Si hay que aplicar mucha fuerza en la tarea, el mango debe caber en toda la mano y no sólo en los dedos (es preciso poder sujetarlo con firmeza cubriéndolo con toda la mano y no sólo en un punto determinado).
- Si se utilizan guantes para usar la herramienta, quizás sea necesario un mango más grande, ya que los guantes pueden hacer que sea más difícil sujetar el mango.
  • Si se usa una herramienta mecánica:
- Una herramienta mecánica debe tener un gatillo grande para que pueda usarse con más de un dedo a la vez.
- Adquirir una herramienta mecánica con vibración y un nivel de ruido reducido. El exceso de vibración puede dañar los nervios de la mano y ocasionar entumecimiento en los dedos.
- Que no sea demasiado pesada: como regla general, las herramientas de más de 2,5 kg deberían poder suspenderse.


A destacar: Los cinturones portaherramientas
Una buena postura significa mantener el cuerpo recto y alineado desde la cabeza a los pies. Un cinturón portaherramientas puede alterar ese alineamiento y causar dolor en la espalda si se usa de manera incorrecta.

Por conveniencia, los trabajadores suelen colocar la mayoría de herramientas en uno de los lados del cinturón, de forma que puedan acceder fácilmente a ellas con su mano dominante. Como resultado de esta práctica el cinturón suele ser mucho más pesado de un lado comparado con el otro, con lo que puede llegar a desalinearse la espalda y hacer que la musculatura de la misma trabaje más intensamente para tratar de alinearla.

Un cinturón portaherramientas medio puede llegar a pesar de 5 a 8 kg. Si este peso no está equilibrado, la espalda estará soportando una carga forzada que, además condiciona los movimientos de flexión y giro así como los levantamientos.

Consejos relacionados con el cinturón portaherramientas para reducir el riesgo de dolor de espalda:

  • Reducir en lo posible la carga del cinturón.
  • Equilibrar el cinturón portaherramientas: distribuir las herramientas y objetos a ambos lados del mismo, de manera que pesen más o menos lo mismo.
  • Usar cinturones que incluyan correas anchas, lo cual permite que los músculos de la parte alta de la espalda soporten parte de la carga del cinturón portaherramientas.
  • Durante las pausas hay que quitarse el cinturón portaherramientas para aligerar la carga en la espalda.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies