Gas y Calefacción. Puesta en Obra de Instalaciones de Calefacción, Agua Caliente Sanitaria y Prevención de Averías por Corrosión: Soldadura Oxígeno-Acetilénica

De Construpedia

LogoFLC.PNG Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Fundación Laboral de la Construcción en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación Gas y calefacción II: puesta en obra de instalaciones de calefacción, agua caliente sanitaria y prevención de averías por corrosión disponible en el sitio web Fundación Laboral de la Construcción

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © Fundación Laboral de la Construcción.



Contenido

Soldadura oxígeno-acetilénica

La soldadura oxigeno-acetilénica, también conocida como soldadura "autógena", consiste básicamente en un soplete alimentado por un combustible (acetileno) y un comburente (oxigeno). La llama producida desprende tal calor que es capaz de fundir metales como el cobre, el latón o el acero.


A continuación se muestran los sopletes más utilizados.

Soplete seccionado de alta presión de oxígeno y acetileno


El soplete de la figura anterior es de alta presión, el oxígeno y el acetileno salen hasta la cámara de mezcla en recorridos paralelos. Puede llegar a consumir de 1.500 a 4.000 litros de acetileno a la hora.

En el soplete de baja presión el acetileno entra en la cámara de mezcla succionado por el oxígeno, "efecto venturi", a través del inyector.

El consumo máximo de acetileno ronda los 1.000 litros por hora de funcionamiento en este tipo de soplete.

Soplete seccionado de baja presión de oxígeno y acetileno

Las boquillas de ambos sopletes son recambiables en función del consumo y del tipo de soldadura.

Al soplete, y a través de canalizaciones o latiguillos, le llegan el oxígeno y el acetileno que provienen de unas botellas especiales. Como la presión de las botellas es superior a la presión que se necesita para soldar, es necesario equiparlas con reductores de presión, denominados "manoreductores", de forma que se pueda graduar la presión.

Tanto la presión del lado de las botellas (alta presión), como la del lado de uso (baja presión o presión de salida), quedan reflejadas en manómetros de esfera, que mediante una aguja determina la presión real, generalmente en Kg/cm2.

Manoreductores y manómetros de alta y baja presión

Las botellas incorporan, en la parte alta, válvulas de apertura y de cierre manuales.

Válvula de botella

Los latiguillos se identifican con colores, azul para el oxígeno y rojo para el acetileno. Son flexibles y aguantan altas presiones, hasta 20 Kg/cm2.

El soplete también incorpora válvulas para poder cerrar o abrir el paso, tanto del oxígeno como del acetileno.

Para evitar que la llama del soplete retroceda hacía los botellas, se instalan válvulas antirretorno, que sólo permiten el paso del fluido en un solo sentido, es decir, hacía la salida y no hacía la botella.

Válvulas antirretroceso de llama

El esquema de un equipo completo de soldadura autógena que se muestra a continuación, presenta las partes descritas anteriormente formando un conjunto.

Esquema de equipo de soldadura oxígeno acetilénica

Se considera soldadura fuerte la que sobrepasa los 500ºC de temperatura en su utilización.

La soldadura oxigeno-acetilénica consiste básicamente en un soplete alimentado por un combustible (acetileno) y un comburente (oxigeno).

Encendido del equipo y soldeo

El encendido y la utilización de un equipo de soldadura autógena requiere de ciertos cuidados y consideraciones. La zona de trabajo debe estar limpia y libre de obstáculos. La persona que maneje la soldadura estará equipada convenientemente con botas, guantes, gafas y mandil de cuero. Tanto las válvulas del soplete como las de las botellas estarán en posición cerrado.

Antes de iniciar el encendido se verificará que la llama no va a dañar las zonas cercanas a la soldadura. Una vez que se han comprobado todos estos aspectos se puede proceder al encendido.


Los pasos a seguir para el encendido son los siguientes:

  • Paso 1. Abrir las válvulas de las botellas y regular el manoreductor a la presión considerada. Verificar la presión de la botella, lado de alta, y la presión de trabajo, lado de baja, en los manómetros.
  • Paso 2. Abrir las válvulas de acetileno en el soplete para obtener el caudal nominal necesario de combustible.
  • Paso 3. Acercar una chispa o llama para prender el acetileno. Se obtendrá una llama con movimiento ondulante y de color blanco.
  • Paso 4. Abrir lentamente la válvula del oxígeno en el soplete, hasta conseguir un dardo central muy brillante, con el perfil definitivo y que la llama que lo rodea sea casi invisible, puesto que es el punto óptimo que se debe conseguir para soldar, también conocido como "llama neutra".
Punto óptimo de soldadura o llama neutra


El dardo debe acercarse a la pieza a soldar de forma que el calor se transmita de la forma más eficaz Esto se consigue acercando el dardo hasta casi tocar con la pieza, como muestra el siguiente dibujo.

Distancia idónea del dardo a la pieza a soldar

Soldadura de tubos de acero y de cobre

Para unir tuberías de acero con soldadura autógena, se debe utilizar material de aporte adecuado al tipo de tubería. El material de aporte se suministra en forma de varilla, que una vez fundida formará un mismo cuerpo con la tubería.

La posición que debe mantenerse entre el soplete, la varilla y la zona a soldar requiere de cierta habilidad y pulso. El siguiente dibujo muestra las posiciones que se deben mantener tanto con el soplete como con la varilla de aporte para ejecutar correctamente una soldadura.

La llama funde tanto el material de la varilla como el del tubo.

Soldadura autógena de tubos de acero

La siguiente tabla muestra, según el espesor de la tubería, qué caudal de acetileno se precisa en la boquilla y qué diámetro se debe utilizar de varilla.

Caudal de acetileno y diámetro de la varilla según el espesor de tubo

Para soldar tubería de cobre con soldadura autógena, la tubería de cobre o la pieza a soldar no se funde, tan sólo se funde el material de aporte, que penetra por capilaridad, ejecutando una soldadura muy resistente.

Este tipo de soldadura también se conoce como soldadura fuerte , ya que para conseguirla es necesaria aplicar más de 500 grados C.

El material de aporte o varilla suele estar construido de cobre y plata, por lo que a este tipo de soldadura se le llama soldadura a la plata.

Soldadura autógena por capilaridad o soldadura a la plata

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies