Formación en Prevención de Riesgos Laborales. Mandos Intermedios: Introducción

De Construpedia

LogoFLC.PNG Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Fundación Laboral de la Construcción en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación 2º ciclo de formación en prevención del IV CGSC: mandos intermedios disponible en el sitio web Fundación Laboral de la Construcción

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © Fundación Laboral de la Construcción.



Éste es un extracto de la publicación original. Para mayor información consulte la Librería de la Fundación Laboral de la Construcción


Introducción

Lamentablemente, son muchas las empresas que consideran la prevención como una actividad ajena a la organización productiva que puede subcontratarse en su totalidad con un servicio de prevención externo o delegarse en el servicio de prevención propio (SPP), y que consiste, exclusivamente, en el mero cumplimiento formal de determinadas exigencias legales.

Sin embargo, la Ley de Prevención de Riesgos Laborales exige un modelo de prevención que no consiste en dicho cumplimiento formal de los deberes y obligaciones en esta materia ni en corregir las situaciones de riesgo tras producirse los daños a las personas, sino en la adopción de medidas preventivas antes de que se produzcan las mencionadas situaciones.

La normativa preventiva vigente plantea una manera de entender la protección de la seguridad y la salud de los trabajadores que exige la integración de la prevención de los riesgos en el sistema general de gestión de las empresas, inspirándose en los principios básicos de los actuales sistemas de gestión de la calidad, como es la mejora continua.

Dicha integración de la prevención en la organización empresarial requiere la implicación de todos los niveles jerárquicos de la empresa, de manera que asuman la obligación de incluir la prevención de riesgos laborales en cualquier actividad que realicen u ordenen y en todas las decisiones que tomen.

Es decir, se entiende que la prevención está integrada en un nivel jerárquico si las personas que forman parte del mismo desempeñan sus funciones teniendo en cuenta no sólo las consideraciones productivas, sino también los objetivos y principios preventivos. Igualmente, se entiende que la prevención está incluida en una actividad concreta si los requisitos preventivos exigibles se han fijado y se aplican en su procedimiento de ejecución.

Asimismo, este modelo de gestión de la protección de los trabajadores no es sólo una exigencia legal, sino también una necesidad puesto que, con una adecuada gestión, la prevención de los riesgos laborales contribuye, de manera determinante, a que la empresa sea más eficiente y competitiva como consecuencia de la mejora de las condiciones de trabajo.

En definitiva, el empresario debe tener siempre presente, desde el inicio de sus actividades, una serie de requisitos para llevar a efecto la gestión de la prevención de los riesgos laborales.

Además, resulta muy importante que, particularmente, los mandos intermedios, que tienen una destacada labor durante la ejecución de los trabajos y constituyen el enlace más inmediato entre la dirección de la empresa y los trabajadores, conozcan los fundamentos de la citada gestión de manera que puedan comprender mejor el papel que le corresponde desempeñar en la organización preventiva de dicha empresa.

A continuación se abordan los principales instrumentos a través de los cuales se integra la actividad preventiva en el sistema general de gestión empresarial.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies