Formación en Prevención de Riesgos Laborales. Encofrados: Tipos de Encofrados

De Construpedia

LogoFLC.PNG Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Fundación Laboral de la Construcción en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación 2º ciclo de formación en prevención del IV CGSC: encofrados disponible en el sitio web Fundación Laboral de la Construcción

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © Fundación Laboral de la Construcción.


Contenido

Tipos de encofrados

Instalación de encofrados tradicionales

Tradicionalmente, los encofrados se realizaban en la obra utilizando tablones, tablas, tabloncillos, tornapuntas, etc. Los elementos que conformaban este tipo de sistemas se cortaban a medida en la obra y se unían hasta que se daba forma al encofrado (Figura 1).

Figura 1: Encofrado tradicional. Fuente: Nota Técnica Edificación

Estos encofrados son utilizados una única vez y, actualmente, se emplean como complemento a otros sistemas de encofrado en aquellas zonas donde sea necesario realizar remates.

Sistemas industrializados

Hoy en día, se emplean sistemas industrializados, constituidos por piezas de formas y medidas predeterminadas, fabricadas de forma industrial, que se montan en la obra para configurar el encofrado.


a. Encofrados modulares

Habitualmente se componen de bastidores metálicos con un núcleo de madera o metálico (Figura 2).

Tienen diferentes medidas, con unas dimensiones de ancho y largo determinadas por el fabricante. Este factor posibilita la ejecución de elementos estructurales de tamaños superiores a los del módulo gracias a que la unión de varios de ellos entre sí permite el hormigonado de volúmenes mayores.

Figura 2: Sistema industrializado: bastidores metálicos con núcleo de madera o metálicos. Fuente: ULMA


b. Encofrados tipo mecano o de forma

En las obras de edificación es igualmente común la instalación de sistemas de entramados de vigas a las cuales se les agrega tableros.

Estos sistemas responden a la denominación de “tipo mecano” o “de forma” (Figura 3).

Figura 3: Sistema industrializado: entramado de vigas a las que se les agrega tableros. Fuente: ULMA


c. Encofrados perdidos

En este tipo de encofrados se utilizan elementos que no se pueden recuperar después del fraguado y, por lo tanto, pasan a formar parte del elemento estructural al que sirven de molde, una vez construido (Figura 4).

Figura 4: Encofrado perdido. Fuente: ULMA


Los encofrados se pueden clasificar según su constitución. Según esta clasificación se dividen en tradicionales e industrializados.

Los encofrados industrializados se pueden clasificar a su vez en reutilizables, o recuperables, y perdidos.

Entre los encofrados que utilizan sistemas industrializados recuperables se encuentran los metálicos o modulares y los de tipo mecano o de forma.

Los encofrados perdidos están constituidos a base de elementos que no se pueden recuperar después del fraguado.

Sistemas de encofrados según los tipos de estructuras que se van a encofrar

Los encofrados también se pueden clasificar según el elemento que se vaya a ejecutar. Según este criterio, los encofrados se clasifican en horizontales y verticales.

Los encofrados horizontales se emplean para la ejecución de elementos tales como vigas, forjados, estructuras de cubiertas y losas para escaleras. En cambio, los verticales se emplean para la realización de pilares, muros, etc.


a. Encofrados horizontales


  • Encofrados sobre estructuras de mecano

Los encofrados horizontales más comunes son los que se instalan sobre una estructura metálica, de tipo mecano, de fácil montaje y adaptable a cualquier superficie.

Sobre esta estructura se monta el encofrado propiamente dicho, que, a su vez, está formado por una base horizontal plana y resistente y por tabicas verticales de una altura igual al grosor del elemento que se va a encofrar.

Este sistema se compone, por lo tanto, de los siguientes elementos:


  • Estructura portante (mecano): la constituyen elementos de apeo cuya función es mantener el encofrado en la posición deseada y transmitir la carga del hormigón al forjado o solera del piso inferior.

La estructura portante, a su vez, se compone de:

- Elementos longitudinales: correas reticulares o sopandas de acero o aluminio.
- Elementos transversales: portacorreas reticulares, portasopandas o puntales de acero o aluminio.
Figura 5: Puntales. Fuente: ULMA


  • Elementos del encofrado: su función es constituir el molde que posteriormente dará forma al hormigón. Se componen de:
- Tableros de madera maciza o paneles fenólicos.
- Tabicas metálicas.
Figura 6: Retícula formada por puntales, longitudinales y transversales. Fuente: ULMA
Figura 7: Tableros y tabicas. Fuente: ULMA
  • Encofrados sobre cimbra

Cuando la altura entre forjados es mayor que la altura máxima de los puntales o cuando la carga del forjado es importante, se emplearán cimbras en vez del sistema de mecano descrito anteriormente como estructura portante del encofrado horizontal.

Sobre la cimbra se instalarán los mismos elementos de encofrado que se han comentado en el apartado anterior: tableros para formar la base horizontal y tabicas verticales de altura igual al grosor del encofrado.

Figura 8: Cimbra. Fuente: ULMA

Nunca se utilizará el doble apuntalamiento para alcanzar alturas superiores a las que permita trabajar el puntal debido a que existe un alto riesgo de colapso del encofrado.

Figura 9: Doble apuntalamiento
Figura 10: Encofrado sobre cimbra de apeo. Fuente: ULMA

El montaje de la torre de cimbra se realizará siguiendo las indicaciones del fabricante y en función del producto empleado y deberá ser desarrollado por personal habilitado y formado para ello.

  • Mesas de encofrado

Otros encofrados horizontales que se utilizan a menudo en las obras de edificación son las mesas de encofrado. Estos elementos tienen la ventaja de que facilitan la ejecución de plantas con forjados con las mismas características geométricas.

Para su instalación se realiza el montaje de una sección de encofrado y se posiciona sobre los elementos de apeo. A este conjunto se le denomina mesa y se desplaza como si fuera una unidad.

Esta unidad o mesa se sitúa en su posición de encofrado y forma, junto con otras mesas, la base del encofrado.

Cuando el hormigón alcanza la resistencia suficiente, las mesas se desencofran y se desplazan para formar parte del encofrado del siguiente forjado.

Como se ha mencionado, la ventaja de este tipo de encofrado es que, una vez realizado el primer montaje, permite reutilizar el encofrado varias veces sin tener que volver a realizar el proceso de montaje desde el principio.


b. Encofrados verticales

En los encofrados verticales, las cargas más importantes que transmite el hormigón al encofrado son de componente horizontal. Esto se debe a la presión hidrostática que ejerce el hormigón sobre el encofrado antes de fraguar.

La presión hidrostática es consecuencia de las fuerzas que ejerce un fluido en reposo sobre las paredes del recipiente que lo contiene.

Dichas fuerzas son perpendiculares a las paredes y cuando la dimensión mayor del recipiente, en este caso el encofrado, es la altura las fuerzas son de componente horizontal.

Figura 11: Fuerzas de componente horizontal que presionan sobre las paredes del encofrado

Los encargados de absorber estas fuerzas son los elementos de cierre, en el caso de los pilares, y las barras roscadas, en el caso de los muros. Si no existen elementos que absorban estas cargas se deberá dotar al encofrado de una estructura capaz de absorberlas, como ocurre en el caso de los muros a una cara.


  • Encofrados de pilares

Para la ejecución de estos elementos se pueden emplear diferentes tipos de encofrados: encofrados de forma (Figura 12), encofrados modulares o encofrados de otro tipo de material, como cartón plastificado no recuperable o madera (encofrado tradicional).

Figura 12: Ejecución de pilares con encofrados tipo “de forma”. Fuente: ULMA


Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies