Estructuras de Hormigón. Riesgos y Medidas Preventivas

De Construpedia


Logo IFTEM.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias al IFTEM en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de IFTEM

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derechos de Autor.


Contenido

Riesgos

Los riesgos de mayor relevancia que pueden presentarse durante el desarrollo de estas labores constructivas son:

  • Caída de personas desde altura por aberturas exteriores.
  • Caída de personas desde altura por aberturas en el suelo.
  • Caída de personas desde andamios de borriquetas.
  • Caída de personas desde plataformas de hormigonado.
  • Caída de personas desde pasarelas de circulación.
  • Caída de personas desde escaleras principales.
  • Caída de objetos y materiales
  • Cortes en las manos durante el montaje y manipulación de la ferralla.
  • Contactos eléctricos directos con líneas aéreas en tensión.
  • Contactos eléctricos indirectos con la maquinaria de obra.
  • Proyecciones en los ojos.
  • Pisadas sobre objetos punzantes.
  • Golpes y contusiones.

Medidas preventivas

Para la corrección o minimización de estos riesgos, resultará preciso aplicar, entre otras, las siguientes medidas preventivas.

Caída personas desde alturas por aberturas exteriores

Las aberturas exteriores de un forjado en fase de construcción, se protegerán preferentemente con redes de seguridad. Estas redes podrán ser, según su montaje, verticales o de recogida, debiendo proteger en ambos casos todo el perímetro de la planta de trabajo.

Pulsa sobre la imagen para ampliarla


Las redes verticales o de pescante, también llamadas de horca, deberán sobrepasar la planta de trabajo en una altura mínima equivalente a la distancia entre forjados y estar debidamente sujetas por su parte inferior al último forjado hormigonado.

La parte superior de los pescantes deberá sobresalir del borde del forjado lo suficiente para que en caso de caída de algún operario, éste quede dentro de los límites de la red.

Se prestará especial atención en este tipo de redes a que no haya espacios sin cubrir, para lo cual se unirán las redes adecuadamente mediante cuerdas. Igualmente será motivo de atención especial el correcto anclaje de estas redes en los forjados inferiores, para lo cual se preverán, a unos 10 cm. de sus bordes, de unos enganches de acero, colocados aproximadamente a 1 m. entre sí, a efecto de poder atar la red por su borde inferior.

Con anterioridad al hormigonado de las estructuras de la primera planta, se dejarán previstos los puntos de anclaje de los mástiles.

El montaje de las horcas de este tipo de protecciones colectivas, se llevará siempre a cabo mediante ayuda de la grúa de obra, debiendo estar sujetos los operarios que realicen estos anclajes mediante adecuados cinturones de seguridad debidamente amarrados a puntos fijos.

La colocación de redes tipo horca, comportará el desarrollo de las siguientes operaciones:

  • Elegir el anclaje más idóneo para la zona a proteger, procurando distanciarlos entre 5 y 6 m.
  • Practicar en la solera inferior al primer forjado, orificios de dimensionado (80 mm de diámetro y 100 mm de profundidad), al objeto de introducir las partes inferiores de los mástiles, distribuidos en la misma disposición que los anclajes.
  • Colocar los mástiles y las redes e irlos subiendo a medida que se vayan hormigonando las plantas.


En las redes de recogida u horizontales resultará de especial importancia la "flecha inicial", es decir la distancia del centro geométrico de la red al plano en que se encuentra colocada. Esta flecha nunca deberá ser nula (red tensa) dado que en el momento del posible impacto se produce el efecto rebote. Tampoco será excesivamente grande ya que se podría sobrepasar la altura real de caída (6 m).

En todos los casos se deberá que tener en cuenta la trayectoria descrita por el centro de gravedad del operario en caso de caída libre.

Estructurahormigon2.png


Las curvas del gráfico de este croquis, nos dan las anchuras de las superficies de recepción para velocidades iniciales horizontales de 2 m/seg. (Indicada con trazo continuo) y 3 m/s (indicada con trazo discontinuo). Estas curvas corresponden a las trayectorias del centro de gravedad de un hombre que cae desplazado 0,5 m hacia el exterior de la planta.

Todas aquellas plantas que ya están hormigonadas y sus aberturas que no se encuentren protegidas por redes, o bien se clausurarán las plantas impidiendo su acceso o se protegerá todo su perímetro mediante barandillas resistentes (150 kg./m/l.), de 90 cm. de altura, rodapiés y listones intermedios.

A estos efectos resulta recomendable el empleo de barandillas con soportes tipo "sargento" con anclaje en los forjados.

También resulta recomendable el empleo de barandillas dispuestas sobre soportes acoplables a puntales.

Caída de personas por aberturas en el suelo

Estas aberturas pueden ser protegidas mediante enrejados o bien mallas con cables, o barandillas, siempre que estas protecciones sean rígidas y con unas resistencias no inferiores a los 150 Kg. por m/l.

Las aberturas en suelos de los forjados pueden a su vez ser protegidas principalmente mediante cualquiera de los sistemas que detallamos:

La protección mediante barandillas, rodapiés y listones intermedios se efectuará en todo el perímetro de la abertura, con las mismas características de dimensionado y resistencia descrito anteriormente. Estas protecciones podrán ir fijadas sobre puntales o dispuestas sobre soportes sujetos a los forjados.

Pueden también ser empleados cubriciones de entablados, sujetos de forma que los tablones no puedan deslizarse.

Igualmente pueden ser empleadas redes sujetas al los forjados mediante ganchos que previamente se habrán incorporado a los mismos antes del hormigonado.

Otra protección para este tipo de huecos puede estar constituida por "mallazos" electro-soldados, que deberán quedar embutidos en los forjados. Una medida auxiliar en este tipo de protecciones deberá ser la de la colocación de rodapiés para evitar la caída de objetos.

Caída de personas desde andamios de borriquetas

Los andamios de borriquetas cuyas plataformas de trabajo no superen los 3 m. de altura podrán ser empleados sin arriostrar y deberán disponer de las adecuadas condiciones de apoyo y estabilidad.

Estructurahormigon3.png


Para la utilización de este tipo de andamios se deberán tener en cuenta básicamente, las siguientes consideraciones preventivas:

  • No podrán ser utilizados para alturas superiores a 6 m.
  • Si sus plataformas se encuentran ubicadas a alturas inferiores a 2 m, utilización tradicional, no precisan la protección de barandillas y rodapiés.
  • Deberán reunir sus puntos de apoyo adecuadas condiciones de estabilidad.
  • Si sus plataformas se encuentran ubicadas a alturas inferiores a 3 m., y podrán emplearse sin necesidad de arriostramiento.
  • Para los casos en que las alturas de sus plataformas resulten entre 3 y 6 m., se emplearán borriquetas armadas de bastidores móviles debidamente arriostrados, y se dispondrá sobre el nivel de sus plataformas, barandillas de 90 cm de altura y rodapiés de 15 cm.
Estructurahormigon4.png


  • Cuando deban ser utilizados en lugares con riesgo de caída de alturas superiores a 2 m, se dispondrá sobre el nivel de sus plataformas, barandillas de 90 cm. de altura y rodapiés de 15 cm.
  • Cuando tengan que ser utilizados en proximidades de huecos abiertos, tales como ventanas o escaleras, estas aberturas se protegerán debidamente.
  • Como mínimo una tercera parte de los tablones que formen el piso de estos andamios, deberán estar sujetos a las borrriquetas por medio de atados con lías.


Las plataformas de trabajo constituidas por tablones de madera, deberán reunir los siguientes requisitos:

  • La madera será sana, libre de nudos y grietas que puedan ser origen de posibles roturas.
  • El espesor mínimo de los tablones será de 5 cm.
  • La anchura mínima del conjunto será de 60 cm.
  • Los tablones, en sus apoyos en las borriquetas, no presentarán excesivos voladizos, tan solo los necesarios para su atado.
  • Se cargarán únicamente con los materiales precisos para garantizar la continuidad de los trabajos.
Estructurahormigon5.png


En los casos en que estos andamios sean utilizados en balcones, se protegerán los huecos de las mismas mediante barandillas suplementarias o preferentemente con redes debidamente ancladas a los forjados.

Caída de personas desde plataformas de hormigonado

Las plataformas generalmente utilizadas para encofrado, hormigonado y desencofrado de pilares, o bien para el montaje de encofrados u operaciones de desencofrado de forjados, tendrán una superficie y estabilidad adecuada al número de trabajadores que hayan de soportar. En sus lados abiertos se dispondrán barandillas resistentes de alturas de 90 cm. con rodapiés de 15 cm. y listones intermedios. Todo el conjunto estará construido con materiales rígidos y resistentes de forma que puedan soportar cargas de al menos 150 Kg./m/l.

Estructurahormigon6.png

Caída de personas desde pasarelas de circulación

Las pasarelas de circulación tendrán unas anchuras mínimas de 60 cm. y en los casos en que presenten riesgos de caídas superiores a los 2 m. de altura, se protegerán mediante adecuadas barandillas y rodapiés. Todo el conjunto estará construido con materiales rígidos y resistentes de forma que puedan soportar cargas de al menos 150 Kg./m/l.

Estructurahormigon7.png

Caída de personas desde escaleras principales

Las Escaleras principales o fijas, dispondrán en sus lados abiertos de barandillas de 90 cm. de altura, con rodapiés de 15 cm y listones intermedios, con unas resistencias mínimas de 150 Kg./m/l.

En el caso de disponerse circunstancialmente de peldañeado provisional en estas escaleras, su fijación y anchura resultarán suficientes, recomendándose la utilización de peldañeados metálicos debidamente anclados a sus forjados.

Estructurahormigon8.png

Caída de materiales y objetos

Para evitar la caída de objetos y materiales al exterior se dispondrá de plataformas voladas. Son andamios que pueden ser metálicos prefabricados o de madera realizados en obra, convenientemente apuntalados y arriostrados al paramento.

Para la utilización de estas plataformas voladas en la recogida de materiales, se deberán tener en cuenta las siguientes consideraciones preventivas:

  • Estas plataformas, ya sean metálicas o de madera, deberán disponer en todo su contorno de barandillas rígidas y resistentes (150 Kg./m/l.), de 90 cm de altura, así como rodapiés de 15 cm. de altura mínima. Las barandillas de la parte delantera podrán ser abatibles, aunque en los casos de encontrarse abatidas los operarios irán equipados de cinturón de seguridad.
  • Por parte de los operarios gruistas, se prestará especial atención para que las operaciones de carga y descarga mediante utilización de estas Plataformas, se hagan lentamente y con precisión, evitándose golpes a la plataforma.
  • El dimensionado de estas plataformas vendrá determinado por el volumen y medidas de las cargas previstas.

Cortes en las manos durante el montaje y manipulación de ferralla

Los operarios que realicen trabajos de montaje y colocación de ferralla, irán siempre equipados de guantes de cuero.

Contacto eléctrico directo con líneas aéreas en tensión. Contacto eléctrico indirecto con la maquinaria de obra

Con anterioridad al inicio de trabajos en lugares donde existan líneas eléctricas aéreas próximas, se recabará de las Compañías suministradoras su desvío o protección en las debidas condiciones que garanticen su aislamiento. En ningún caso estas operaciones se llevarán a cabo por personal ajeno a las Compañías Suministradoras.

La maquinaria de obra se encontrará protegida frente al riesgo de posibles contactos eléctricos indirectos, para lo cual se instalarán alguno de los sistemas de protección especificados en el Real Decreto 614/2001, de 8 de junio, sobre disposiciones mínimas para la protección de la salud y seguridad de los trabajadores frente al riesgo eléctrico. Y en el Real decreto 842/2002, de 2 de agosto, por el cual se aprueba el Reglamento electrotécnico para baja tensión (BOE 224, 14 de setiembre de 2002), en el que se especifican las condiciones de uso de los receptores eléctricos en función de la “clase” y de las características de los locales donde han de ser instalados o utilizados.

A estos efectos, se recomienda el sistema de protección "toma de tierra de las masas asociada a dispositivos diferenciales", con unos valores de las resistencias de las tierras lo más bajos posibles. Periódicamente se deberá de revisar la resistencia de la toma de tierra, así como la eficacia de los interruptores diferenciales.

Proyecciones de partículas en los ojos

Todos aquellos operarios que realicen trabajos en los que se presente el riesgo de proyecciones de partículas en los ojos, irán equipados de adecuadas gafas de seguridad.

Pisadas sobre objetos punzantes

Se mantendrán en todo momento los tajos de obra en las debidas condiciones de limpieza y en aquellas operaciones que conlleven el riesgo de pisadas sobre puntas u objetos punzantes, los operarios utilizarán botas con puntera metálica equipadas de plantilla de seguridad.

Golpes y contusiones

Todos los operarios irán equipados de guantes y cascos protectores de la cabeza durante la totalidad de la obra.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies