Encuentro de Muros entre si

De Construpedia

Logonbloc.png Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Normabloc en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de Normabloc

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.



Empleando las piezas de albañilería, es posible aparejar los muros en sus encuentros, adentrando alternativamente las piezas de un muro dentro del otro, lo que se queda manifestado en el aparejo de la fábrica vista.

Si no se desea que en los encuentros se manifieste la traba de unos muros sobre otros, rompiendo el aparejo de la fábrica, puede recurrirse a emplear armaduras de tendel en continuidad o dobladas 90º, en los encuentros de muros en esquina, en “T” o en cruz.

Encuentros de muros sin armar en esquina, en “T” y en cruce
Encuentros de muros armados con barras
Esquina de fábrica con pilastra (planta y perspectiva)


Murifor33.png
Encuentros de muros de fábrica armada con cerchas de tendel:
a. Encuentros de muros sin armar en esquina, en “T” y en cruce.
b. Encuentros de muros armados con barras.
c. Esquina de fábrica con pilastra (planta y perspectiva).


Murifor34.png
Otros tipos de encuentros de muros:
a. Conexión de las 2 hojas de un muro con llaves de atado sin libertades de movimiento.
b. Encuentro de muro de carga con muro de arriostramiento, con anclaje que sólo permite el libre movimiento vertical.
c. Junta vertical de movimiento entre 2 paños de un muro de cerramiento, con anclaje que sólo permite transmitir esfuerzos perpendiculares al muro.


Se recurre a disponer armaduras de tendel en espera, para levantar y trabar una fase de obra posterior, con otro muro levantado en una fase anterior.

Se aconseja disponer encuentros reforzados con cerchas de tendel para repartir los esfuerzos concentrados que se dan en el encuentro entre muros de carga y muros de arriostramiento sin carga.

A la hora de conectar las dos hojas de un muro, pueden emplearse llaves rígidas, o con una o dos libertades de movimiento, para lo cual habrá que disponer entre 3 y 5 llaves/m2, dependiendo de tratarse de la zona intermedia o extrema del paño, y disponiéndolas a distancias no mayores de 60cm entre sí.

Puede recurrirse a emplear anclajes con sólo libertad de movimiento vertical para atar muros que se arriostran entre sí, sin que las cargas de uno le afecte al otro.

En muros largos, pueden disponerse juntas verticales de movimiento capaces de absorber la acción horizontal del viento, empleando anclajes deslizantes dispuestos en los tendeles del tipo de pletinas o alambres enfundados en un lateral.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies