Encargado de Obra de Edificación - Demoliciones y Derribos: Consideraciones Previas a una Obra de Derribo

De Construpedia

LogoFLC.PNG Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Fundación Laboral de la Construcción en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación Encargado de obra de edificación. Demoliciones y derribos disponible en el sitio web Fundación Laboral de la Construcción

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © Fundación Laboral de la Construcción.


Consideraciones previas a una obra de derribo

Para acometer una obra de derribo precisamos redactar un proyecto y obtener la oportuna licencia.

EncObrDemDerFig4.png

Como primer paso, hemos de reconocer la obra. Si tenemos documentación de la construcción, planos y memoria del proyecto, visitaremos la obra para comprobarlos.

EncObrDemDerFig5.png

De no tener esta documentación, procederemos al levantamiento de planos determinando la estructura y los elementos constructivos y verificando su estado.

Se aplicarán las medidas de seguridad y apuntalamiento urgentes si son necesarias.


En los trabajos de derribo o demolición en obras de rehabilitación se garantizará especialmente la seguridad de la estabilidad estructural de los elementos que se conserven (fachadas, pilares, muros, etc.) hasta que se fijen las estructuras definitivas.

Condiciones del entorno

Hay que tener en cuenta las condiciones no sólo del edificio, sino del entorno; tendremos considerarlas para situar las conducciones de los servicios públicos.

EncObrDemDerFig6.png

Se deben estudiar, en función de las condiciones del entorno, todas las posibles interferencias para determinar las medidas preventivas y los procedimientos de trabajo más adecuados.

Las acometidas de energía eléctrica pueden ir soterradas o aéreas, bien por fachada, bien por cubierta. Pueden atravesar nuestro edificio acometidas de energía eléctrica de otros edificios.

La red de saneamiento habitualmente acometerá al edificio por una galería o un albañal desde el pozo de la calle hasta el pozo o la arqueta general del edificio. Hay que anularla para evitar la entrada de los distintos productos de la construcción y derribo (PDC).

La red de agua potable se acomete con una llave de compañía y un contador único para la finca; puede haber contadores independientes para algún local comercial.

Las redes de telefonía pueden ir soterradas o aéreas. Si están soterradas, discurren por la vía pública (aceras); si son aéreas, se grapan a las fachadas de la calle.

La acometida de gas es aérea encamisada (la red es soterrada por la vía pública) y dispone de una llave de corte general.

Debemos anular las acometidas de nuestra obra manteniendo en servicio y protegiendo las que afecten a edificios del entorno.

Del mismo modo que en una obra de construcción, dejaremos fuera de la zona del derribo la electricidad y el agua en servicio para la tareas propias del derribo.

Hay que prever un drenaje para el agua utilizada en las tareas de derribo y demolición, la refrigeración de máquinas, el riego de escombros, la protección respecto al polvo, el orden y la limpieza de la obra, etc.

Al inicio de un derribo o de una demolición, se establece un orden de retirada de productos, limpieza de residuos orgánicos y vegetales y desmontaje y retirada de los elementos secundarios de construcción no incluidos entre los escombros (vidrios, carpinterías, cerrajerías, etc.).

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies