Ejecución de Conectores Entre Vigas de Madera y Losas de Hormigón

De Construpedia

Conectores 80.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias al Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña (ITeC) en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación "Los conectores entre vigas de madera y losas de hormigón". Ver todos los artículos de "Los conectores entre vigas de madera y losas de hormigón" en la Construpedia.

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © ITeC.

Tienda ITeC


La solución de refuerzo que aquí se propone sólo se puede aplicar cuando las vigas de madera están en buen estado de conservación. La colocación de una chapa de hormigón conectada a través de pernos a las vigas de madera consigue una estructura mixta que, además de aumentar resistencia tanto a flexión como esfuerzo cortante gracias al considerable aumento de canto, incrementa también la inercia, es decir, la rigidez frente a deformaciones, hecho que mejora el comportamiento respecto a las acciones horizontales.


Esta solución aumenta el peso del propio forjado, fenómeno que se debe tener en cuenta cuando se vaya a comprobar la estructura vertical (paredes).


El refuerzo por encima del forjado original de vigas de madera implica:

  • El derribo de pavimentos, tabiques, equipamiento, etc., es decir, de todo aquello que se encuentre encima del forjado.
  • Limpieza de la zona de contacto.
  • Realización de agujeros en la pared para anclar la losa.
  • Posibilidad de colocar una lona impermeable y transpirable en la parte inferior de los conectores para evitar la humedad en la madera.
  • Vertido del hormigón para la realización de la capa de compresión de 5 a 8 cm. Si las vigas están muy deformadas, se colocará hormigón ligero en lugar del normal. El hormigón ligero deberá tener la resistencia adecuada y no sobrecargar demasiado el forjado; además, deberá estar lo más seco posible a fin de evitar que la humedad pase a las vigas de madera.
  • Una vez el hormigón haya llegado a un mínimo de resistencia (alrededor del 60%), se pueden quitar los apuntalamientos del forjado.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies