Consideraciones Recomendaciones Reconocimiento y Diagnosis Forjados Cemento Aluminoso: El Forjado

De Construpedia

Itec.gif - LogoGeneralitatCataluna.PNG NOTA: Este artículo ha sido creado gracias al Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña - ITeC, y la Direcció General d'Arquitectura i Habitatge de la Generalitat de Catalunya, en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. Pertenece a la publicación Recomendaciones para el reconocimiento sistemático y la diagnosis rápida de forjados construidos con cemento aluminoso. Puedes descargar gratuitamente la publicación [PDF]. ¡Atención! Este artículo está sujeto a Derechos de Autor. © ITeC.
<< Artículo Anterior Consideraciones Recomendaciones Reconocimiento y Diagnosis Forjados Cemento Aluminoso: El Edificio Artículo Siguiente>> Consideraciones Recomendaciones Reconocimiento y Diagnosis Forjados Cemento Aluminoso: La Vigueta


Contenido

Observación general (debe hacerse sobre el conjunto de la zona a reconocer)

Las transformaciones que a lo largo de su vida experimenta el cemento aluminoso que conforma un hormigón repercuten, finalmente, en dos anomalías técnicas que afectan a su capacidad resistente :

Anomalías derivadas de las transformaciones del cemento aluminoso:

  1. Disminución de la resistencia del hormigón .
  2. Oxidación de las armaduras.

Ambas anomalías provocan disfunciones estructurales que, a menudo, producen señales aparentes antes del colapso, señales que pueden servir como indicadores del proceso que se desarrolla .

Por ello, el primer paso en cualquier reconocimiento consiste en revisar todo el edificio para detectar los síntomas que permiten detectar las anomalías.

Esta revisión general permite tanto observar los signos indicados como detectar otras disfunciones estructurales (asentamientos, fisuras,etc .) que podrían enmascarar el diagnóstico sobre el estado de un forjado e, incluso, los estados patológicos que pueden provocar o acelerar procesos de degradación (aislamiento insuficiente, mala impermeabilización, etc.) .

La observación de la fachada y de los patios es indispensable para la información general sobre el comportamiento de los forjados .

Los balcones, generalmente con la losa en voladizo sin impermeabilizar, suelen ser la parte de los forjados que se degrada en primer lugar. Todos los tipos de degradación : evolución del cemento aluminoso, corrosión de los aceros armados, etc ., no son más que una reacción química y, como ocurre en la mayoría de reacciones, se acelera con el aumento de la humedad y de la temperatura . En este sentido, la permanente variación de estos parámetros es una de las características más sobresalientes de los malos tratos que soportan las fachadas y las cubiertas .

Estos síntomas, evidenciados en la revisión general, señalarán, a lo largo de la prospección, los puntos más problemáticos .

Situación de los elementos estructurales del forjado que se reconoce

La situación de un elemento de hormigón conformado con cemento aluminoso es muy importante, ya que las condiciones térmicas y de humedad son definitorias de la velocidad de todos los procesos que en ellos se producen. En hormigones con las mismas condiciones iniciales de composición y de curado, la velocidad de "conversión" de los cristales hexagonales en cúbicos aumenta rápidamente cuando coinciden altas temperaturas (por encima de los 20°C) con humedades ambientales también elevadas.

El agua oxida. El riesgo de humedad en una viga puede resultar catastrófico si ya se hubiera producido la total carbonatación del hormigón . La única esperanza de vida de un hormigón viejo, a menudo totalmente carbonatado, se basa en que se lo proteja del contacto con el agua ; su armadura ha perdido toda la protección que la cal le confería y, al oxidarse, disminuye la sección y pierde la adherencia, imprescindible en el esfuerzo de tracción .

Aluminosis2.JPG

Ambiente del elemento estructural

El reconocimiento en el interior de una construcción debe empezar por los sitios en donde se ha detectado alguna singularidad . Si no se han realizado operaciones de mantenimiento, estas singularidades se manifestarán en forma de manchas de óxido, de hongos o de cualquier otro indicio de presencia de agua.

La humedad permanente causa efectos diferentes en cada tipo de forjado, e incluso un escape esporádico, cuando se produce en una zona poco ventilada, suele transformarse en una acción permanente a causa de la porosidad de los materiales de construcción.

Tipos de efectos que produce la humedad en los forjados :

  • De cerámica armada : Corrosión de los aceros de armarque provoca la rotura de la cerámica que los incluye .
  • En vigas de hormigón precomprimido : Corrosión del acero que provoca la aparición de fisuras longitudinales, rotura de la aleta inferior eincluso desprendimiento de los aceros que pueden quedar colgando, si la corrosión llega a seccionar los alambres . En cualquier caso, lo más grave es la pérdida de adherencia del acero que pierde así su condición de tensión y deja al hormigón con las características propias de un hormigón en masa, poco apto para soportar los esfuerzos cortantes y de tracción .
  • En vigas de hormigón armado : La rotura de la aleta inferior, por oxidación de la armadura, con desprendimiento final del acero, pero más a largo plazo que en el caso anterior.
  • En vigas de hormigón precomprimido de cemento aluminoso : La rápida "conversión" del sistema cristalino con pérdidas de agua : pérdida de densidad, disminución de las resistencias mecánicas y aumento de la porosidad . La corrosión de las armaduras es más rápida que en los casos anteriores . Existe la posibilidad de que se inicie un proceso de hidrólisis alcalina, con desmenuzamientos irreversibles . El color de la masa evoluciona hacia tonos parduzcos

Cabe señalar que existen degradaciones de forjados que no dependen de la presenciade agua, como es el caso del ataque de termitas a las maderas o el de la "conversión" del cemento aluminoso que, a partir de ciertas temperaturas, se produce también en ambientes secos, con más lentitud, pero siempre inexorablemente.

Grado de sobrecarga de uso

Conviene efectuar la comprobación de la resistencia del forjado y tener presente que, a pesar de las normas de 1941 (Ministerio de Gobernación) y de 1961 (MW 101), no fue hasta los años 70 que los profesionales empezaron a tener en cuenta el hecho normativo en la evaluación de las sobrecargas.

El análisis de las sobrecargas que un forjado ha soportado a lo largo del tiempo puede dar una idea de su capacidaad resistente, al comparar las pruebas de carga soportadas y el estudio de los resultados apreciados . Si no se detectan indicios de disminución de resistencia, es lógico esperar que se comportará correctamente con cargas menores .

En el caso del cemento aluminoso completamente "convertido" y sin otras patologías, se puede estimar una cierta capacidad portante del forjado contando con las resistencias residuales del hormigón "convertido" .

El cuadro de la ficha intenta recoger los datos de sobrecargas de uso no de una forma cuantitativa, muy difícil de evaluar, sino cualitativa, a partir del uso a qué se destina el forjado objeto de reconocimiento . Así, un forjado previsto para vivienda, tiene una sobrecarga "mayor" que la "normal de cálculo" si se utiliza como escuela o almacén, y "menor" en el caso contrario.

Por encima del forjado

La existencia de deformaciones excesivas, acompañadas de falta de planeidad del pavimento o de tabiques fisurados, hace suponer una falta de rigidez del forjado .

La falta de planeidad del pavimento y su eventual fisuración puede indicar anomalías importantes en el estado del forjado . La corrosión de la aleta superior de los perfiles de acero suele causar ondulaciones de las baldosas del pavimento; es frecuente observar esta anomalía en el suelo de los balcones . Lo mismo ocurre con los redondos superiores de los elementos de hormigón armado o precomprimido que, al oxidarse, pueden provocar efectos semejantes .

La grietas en los pavimentos o las juntas abiertas entre las baldosas pueden indicar que el forjado ha soportado flechas excesivas (exceso de carga) o diferenciales (diferencias de luz en vigas contiguas) . Este hecho puede hacer temer una falta de resistencia del forjado a causa de las cargas que ha tenido que soportar.

Los tabiques rotos, con fisuras o grietas, horizontales en el centro de la luz de las vigas o inclinadas cerca de las entregas, ponen de manifiesto también excesos de flecha del forjado .

Si estas anomalías aparecen muchos años después determinada la construcción, significan que han cambiado las condiciones iniciales de los forjados. Pueden existir nuevas sobrecargas superiores a las iniciales o puede haber cambiado la capacidad resistente del forjado a causa de la degradación de alguno de los componentes estructurales .

Aluminosis6.PNG

Por debajo del forjado

La observación de los forjados por su parte inferior, aunque estén ocultos por cielos rasos, puede ayudar a encontrar indicios interesantes, como por ejemplo :

  • La presencia de manchas de humedad y/o de hongos .
  • Si el cielo raso es solidario con el envigado, puede mostrar un cuadro de fisuras representativas de la deformación del mismo forjado .
  • Las fisuras en las escocias laterales pueden indicar desplazamientos horizontales entre las paredes o flechas exageradas de la viga de retallo .
  • Si el cielo raso está suspendido mediante alambres, es necesario protegerse de posibles desprendimientos causados por la oxidación, en caso que fuese necesario manipularlo.

Las observaciones más recientes demuestran que uno de los lugares en donde suelen producirse unas degradaciones más acusadas y más peligrosas es en los forjados sanitarios (que cubren las llamadas cámaras sanitarias), porque están fuera del circuito normal de utilización y observación del edificio : generalmente no tienen ventilación, sufren condensaciones permanentes en las vigas, el forjado carece de cualquier clase de revestimiento o protección ; a menudo están inundadas, tanto por las pérdidas de la red de desagüe como por el mal funcionamiento endémico del sistema de alcantarillado . Además de esto, el forjado sanitario generalmente soporta el vestíbulo y las tiendas, con las sobrecargas más incontroladas y variables de todo el edificio .

Es importante detectar las posibles modificaciones realizadas en los áticos. Es corriente que aparezcan construcciones incontroladas en la zona inicialmente construida como azotea, con los cerramientos apoyados sobre el forjado inferior que no ha recibido ninguna clase de refuerzo .

Las zonas de balcones y lavaderos se convierten en focos de humedad: por estar situadas al exterior ; porque no suelen recibir ningún tipo de mantenimiento ; porque las pérdidas del sistema de desagüe acostumbran a ser habituales y no se reparan nunca. En tales circunstancias, las degradaciones pueden ser tan importantes que lleguen a provocar, inclusive, la caída del elemento .

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies