Conservación y Explotación de Carreteras. Fundamentos de la Carretera y su Conservación: Redes Viarias

De Construpedia

LogoFLC.PNG Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Fundación Laboral de la Construcción en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación Fundamentos de la carretera y su conservación disponible en el sitio web Fundación Laboral de la Construcción

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © Fundación Laboral de la Construcción.


Contenido

Redes viarias

La red viaria de una zona es el conjunto de caminos o vías de uso público que se encuentran en una zona, que permiten la circulación libre de vehículos y personas de unos lugares a otros. Dependiendo de la amplitud de la zona (la ciudad, la provincia, la comunidad autónoma, el estado) nos referiremos a ella como red viaria urbana, provincial, autonómica o estatal.

Existen bastantes diferencias entre las redes viarias, en zonas urbanas, y las redes viarias interurbanas, que conectan las ciudades y poblaciones entre si.

Las redes viarias urbanas están formadas mayoritariamente por calles en las que circulan tanto vehículos como peatones. Estas vías tienen muchos accesos desde los edificios colindantes, cuentan con muchas y cercanas intersecciones o cruces, y están pensadas para trayectos más bien cortos.

Red urbana de Madrid. Fuente: Callejero Lanetro www.lanetro.com

Las redes viarias interurbanas conducen un tráfico mayoritario de vehículos de motor, existen muchos menos accesos desde las propiedades colindantes, las intersecciones suelen distar bastante más, y los trayectos son mucho más largos que en las redes urbanas.

Red interurbana: vías de gran capacidad del Estado y comunidades autónomas. Fuente: Ministerio de Fomento: www.mfom.es

Las vías de uso público pueden ser: urbanas, por donde circulan automóviles y peatones, y vías interurbanas o carreteras, diseñadas para a circulación de vehículos automóviles.

Tipos de Vías Interurbanas

Se define carretera como la vía de dominio y uso público (propiedad de las administraciones públicas y de libre acceso) proyectada y construida para la circulación de vehículos automóviles.

Existen cuatro tipos de carreteras interurbanas:

a.Autopistas

Cumplen las siguientes condiciones:

- a) Están proyectadas, construidas y señalizadas exclusivamente para la circulación de vehículos automóviles.
- b) No tienen acceso las propiedades colindantes.
- c) No cruzan ni son cruzadas a nivel por ninguna otra vía.
- d) Tienen calzadas distintas para cada sentido de circulación, separadas por una franja de terreno.

Se señalizan con las señales verticales S-1 y S-2, respectivamente para el principio y fin.

Autopista


b.Autovías

Como las autopistas, están destinadas exclusivamente a la circulación de vehículos automóviles (aunque se permita en ellas la circulación de bicicletas por el arcén si éste es adecuado), y no cruzan ni son cruzadas a nivel por otras vías. Sin embargo, no cumplen todas las condiciones mencionadas para las autopistas:

- a) Hay limitación de accesos a las propiedades colindantes, pero puede haberlos.
- b) Tienen calzadas separadas para cada sentido de circulación, pero esa separación puede ser muy estrecha (una barrera de seguridad, por ejemplo).

Se señalizan con las señales verticales S-1a y S-2a, respectivamente para el principio y fin.


c.Vías para automóviles

Son vías para la circulación exclusiva de automóviles de una sola calzada', pero con limitación total de accesos desde las propiedades colindantes'. Carecen igualmente de pasos y cruces al mismo nivel con otras sendas, vías, líneas de ferrocarril o tranvía o con servidumbre de paso alguna.

Son las antiguas vías rápidas, cuya denominación se decidió cambiar para que no se asociase su nombre a la necesidad de circular por ellas a altas velocidades, especialmente por las elevadas accidentalidades que se producen en este tipo de carreteras. Se señalizan con las señales verticales S-3 y S-4, respectivamente para el principio y fin.

Señales de indicación para autopista, autovía y vía para automóviles


d. Carreteras convencionales

No cumplen las condiciones necesarias para ser autopistas, autovías o vías reservadas para automóviles. En general tienen una calzada de dos carriles a la que se accede directamente desde las propiedades colindantes. En este grupo de carreteras podemos encontrar ejemplos tanto de buenos trazados y señalizaciones, que permiten alcanzar velocidades incluso superiores a las permitidas, como de trazados sinuosos, plataformas estrechas y ausencia de señalización donde las velocidades alcanzables serán muy reducidas.

Carretera convencional de buen trazado
Carretera de montaña


Existen cuatro clases de carreteras. Las carreteras convencionales están destinadas a la circulación de vehículos automóviles, aunque admiten otros tipos de vehículos y tráficos, mientras que por autopistas, autovías y vías para automóviles prácticamente sólo se admite la circulación de vehículos automóviles.

Categoría de las carreteras. La Red de Interés General del Estado

La función de las carreteras determina su importancia. Las carreteras que unen poblaciones de pequeño tamaño a otras poblaciones cercanas o a carreteras de mayor categoría serán carreteras locales o de interés local. Los desplazamientos que por ellas se realizan son en general cortos.

Hay carreteras que unen los principales núcleos de población y centros de actividad de una comarca, a las que se considera carreteras secundarias o de interés comarcal. Su tráfico es mayoritariamente de corta y media distancia.

Cuando lo que unen las carreteras son poblaciones y centros de actividad de importancia regional o nacional se las considera carreteras principales o de interés nacional.

Antes del Estado de las Autonomías las carreteras principales y secundarias eran competencia del Estado Central, mientras que las carreteras locales eran propiedad y competencia de las Diputaciones, Cabildos (organismos parecidos a las diputaciones en las Islas Canarias), Consejos Insulares (Islas Baleares), o bien de los Ayuntamientos.

A partir de la creación de las comunidades autónomas las carreteras comarcales pasaron a manos de las mismas. En el caso de las Islas Baleares y Canarias fueron el total de las carreteras (a excepción de las que ya eran municipales), ya que sus Estatutos de Autonomía les concedían las competencias exclusivas en la materia.

Excepcionales son también los casos de la Comunidad Foral de Navarra y del País Vasco donde tan sólo los itinerarios de mayor interés conservaron su titularidad. Sólo 39 Km de carreteras en el caso de Navarra y 88 Km en el del País Vasco pertenecen a la Red de Carreteras del Estado.

La Ley de Carreteras (Ley 25/1988, de 29 de julio) sin embargo fijaba los itinerarios que debían obligatoriamente permanecer en manos del Estado Central:

- Los itinerarios de interés general, que son los que cumplen alguna de las siguientes condiciones:
a) Formar parte de los principales itinerarios de tráfico internacional.
b) Constituir el acceso a puertos o aeropuertos de interés general.
c) Servir de acceso a los principales pasos fronterizos.
d) Enlazar las comunidades autónomas, conectando los principales núcleos de población del territorio del Estado.
- Los itinerarios cuya función en el sistema de transporte afecte a más de una comunidad autónoma.


Las carreteras que debido a su importancia permanecen en manos de la Administración Central forman la Red de Interés General del Estado (RIGE), también conocida como Red de Carreteras del Estado (RCE).

Las inversiones y esfuerzos en conservación y explotación de carreteras se adecuan a la categoría de las carreteras. Cuanto mayor sea la importancia de una carretera en el sistema de transportes mejor ha de ser su conservación y explotación.

La Red de Interés General del Estado (RIGE), también denominada Red de Carreteras del Estado, está formada principalmente por las carreteras que enlazan las comunidades autónomas, conectando los principales núcleos de población del territorio del Estado, y las que forman parte de los principales itinerarios de tráfico internacional.

Tipos de vías urbanas

Como se ha hecho con las vías interurbanas, también las vías urbanas se pueden ordenar de menor a mayor importancia según sea su función:

  • Calles locales: son en su mayor parte el origen o destino de los desplazamientos que se producen en la ciudad, y se caracterizan por:
- Facilitan el acceso a los garajes de los edificios colindantes.
- Los recorridos que se pueden realizar en ellas son cortos (no suelen pasar de 500 m) y a pequeña velocidad.
- Las intersecciones son a nivel, con señales de prioridad o sin señalizar.


  • Calles colectoras y distribuidoras: conducen el tráfico desde su origen o hacia su destino en las calles locales, aunque parte del tráfico también se origina o finaliza en ellas. Se distinguen por:
- Permite el acceso a los edificios colindantes.
- Los recorridos que se pueden realizar en ellas son medios (hasta 1.000 m) y a pequeña velocidad.
- Las intersecciones con las calles locales o con otras colectoras suelen ser a nivel, pero se hace necesario regular estas intersecciones (con señales de prioridad o semáforos), al contrario que en las intersecciones entre calles locales, que no es necesario y pueden estar sin señalizar.


  • Calles arteriales: forman la red principal en ciudades medianas (menos de 250.000 habitantes) y son necesarias para comunicar las distintas partes de la ciudad entre si. Conducen un tráfico que proviene en su mayoría de calles locales y colectoras-distribuidoras, caracterizándose por:
- Raramente facilita el acceso directo a los inmuebles colindantes.
- Los recorridos que se realizan en este tipo de calles pueden superar los 2 Km.
- Las intersecciones se resuelven a nivel, con regulación por semáforos, o bien con enlaces. Ello permite que se puedan alcanzar mayores velocidades.


  • Autopistas y vías rápidas urbanas: son necesarias en áreas metropolitanas de gran tamaño (ciudades con más de un millón de habitantes) donde la longitud de los trayectos obliga a favorecer que la circulación se pueda realizar a una velocidad alta. Son utilizadas exclusivamente por tráfico de paso, y se caracterizan por:
- Están concebidas para tráfico de paso exclusivamente, no se puede acceder a los inmuebles colindantes.
- Los recorridos que se realizan en este tipo de calles pueden superar los 5 Km.
- Las intersecciones se resuelven a nivel, con regulación por semáforos, pero preferentemente mediante enlaces. Ello permite que se puedan alcanzar velocidades altas.
- Estas autopistas y vías rápidas urbanas se diferencian de las interurbanas en que se proyectan para una menor velocidad y los enlaces se encuentran más cercanos.
Categorías de vías urbanas. Fuente: Callejero Lanetro: www.lanetro.com

Al igual que sucede con las carreteras interurbanas, cuanto mayor sea la importancia de una calle o vía para el tráfico de una red urbana, mejor ha de ser su conservación y explotación.

Los titulares de las vías urbanas, y por tanto responsables de su conservación, son los Ayuntamientos. Puede suceder que una vía que en un principio no sea urbana pase a serlo debido a que la ciudad haya crecido y la haya integrado en su propia red, como por ejemplo sucedió en Madrid con la M-30, que mediante un cambio de titularidad pasó a manos del Ayuntamiento de Madrid.

Las vías urbanas se clasifican por su importancia en calles locales, calles colectoras y distribuidoras, calles arteriales, y las de mayor capacidad autopistas y vías rápidas urbanas.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies