Buenas Perspectivas para las Energías Renovables en las Zonas Rurales

De Construpedia


Logo isf 1.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Ingenieros Sin Fronteras en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de Ingeniería Sin Fronteras
¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.


La instalación de electricidad en las casas, pueblos y granjas de las zonas rurales se puede realizar con un coste más bajo y más rápidamente valiéndose de energías renovables, como la eólica, en lugar de ampliar la red eléctrica.

Se ha introducido la tecnología de bombas eléctricas de última generación alimentadas por energía eólica y también se han utilizado sistemas de turbinas eólicas para abastecer de agua los hogares y los campos. Estas nuevas bombas ofrecen una alternativa a las tradicionales diesel.

Instalación Doméstica de Energía Solar para Casas Rurales

Desde 1992, el Banco Mundial (BM) ha aprobado doce proyectos que proporcionarían, mediante la instalación de paneles solares, “servicios básicos” a las casas rurales, es decir, electricidad para el alumbrado, para las radios, los receptores de televisión y otros pequeños aparatos.

Una instalación doméstica de energía solar consta de un panel solar fotovoltaico, una batería de almacenaje, un controlador de carga y una serie de piezas accesorias como lámparas fluorescentes.

A comienzos de los 90, el BM reconoció que la tecnología solar doméstica estaba progresando, cada vez con costes más bajos, y que iba, además, acompañada de un mercado en expansión. Al mismo tiempo, el crecimiento de la población estaba sobrepasando la capacidad de las instalaciones eléctricas de ampliar sus tendidos en las zonas rurales.

Los PVD empezaban a reconocer las dificultades económicas que entrañaba conseguir una red eléctrica que abarcara por completo las zonas rurales. El BM, junto con algunos gobiernos, comenzó a darse cuenta de que las instalaciones domésticas de energía solar podrían hacer llegar la electricidad a dichas regiones con unos costes más bajos, y asimismo podrían servir de complemento a las políticas sobre instalaciones eléctricas (World Bank, 1996).

De acuerdo con la compañía Bergey Windpower (2001), las instalaciones de energía eólica son más sostenibles y ofrecen otros beneficios socioeconómicos en comparación con otras energías. Ilustran esto con ejemplos de China y Marruecos, y añaden que las instalaciones eólicas son más pequeñas, más compactas y más rápidas de construir que una ampliación del tendido eléctrico. En distancias de menos de un kilómetro y para un consumo limitado, la energía eólica es una alternativa más barata.

Aunque cuesten en un principio más que una instalación diesel, son mucho más útiles desde el punto de vista del usuario. Las agencias donantes, por ejemplo, ofrecen gratuitamente generador diesel, aunque luego son las comunidades locales las que se encargan de correr con los demás gastos (adquisición de gasolina, mantenimiento y reparaciones). Esto no requiere una divisa especialmente fuerte pero el resultado final siempre es que se hace un uso limitado del generador, al cual, además, se le acorta la vida por un mantenimiento inapropiado.

Muchos países también se ven obligados a importar combustibles fósiles, lo que hace más fuerte la dependencia impuesta por los generadores diesel. Bergey Windpower agrega que la energía eólica es muy competitiva en comparación con generadores fotovoltaicos, diesel y de otros tipos, aunque suele ser más costosa que la micro-hydro. También resulta muy atractiva por los puestos potenciales de trabajo que crea y por la sencillez con la que se puede transferir a los países menos desarrollados.

La “alta” tecnología de una turbina de viento consiste tan sólo en una serie de piezas manufacturadas que son las aspas. De hecho, puede ser mucho más simple que un motor diesel. Además, requieren mucho menos mantenimiento. Esta empresa ha construido su último modelo según los principios de la VLOM (Village Level Operation and Management of Maintenance), que se presentaron por primera vez en el programa del BM junto con el PNUD. Las tecnologías de la VLOM deben cumplir estos requisitos:

  • Ser fáciles de mantener por un empleado que disponga de unos conocimientos mínimos y de las herramientas correspondientes.

ITDG hizo un llamamiento a los participantes en la Cumbre Mundial en favor de un desarrollo sostenible, y les pidió que tomaran las medidas pertinentes para asegurar que:

  • Se ofrezca el apoyo técnico y financiero necesario para el desarrollo de métodos de innovación dinámicos en los PVD.
  • Se ofrezca el apoyo necesario para un sistema R&D tecnológico acorde con la gente que vive en la pobreza y que capacite a la población para crear sistemas de R&D en sus países.
  • Se cuente con marcos de regulación, lo que incluye la regulación del comercio y de las inversiones, así como de los derechos de propiedad intelectual, con el fin de que estos marcos de regulación permitan que la población adquiera habilidades y conocimientos técnicos a nivel local y nacional.

Desde la experiencia vivida se pueden aprender muchas lecciones que nos ayuden a saber qué camino tomar.

Ante todo, es importante ser conscientes de las enormes diferencias entre los países desarrollados y los no desarrollados (Tabla 1).

A partir de estas diferencias, es obvio que la tecnología debe perseguir objetivos muy distintos según un caso u otro. Por tanto, la tecnología tiene que implantarse sabiendo que la gente que la reciba tiene que conocerla.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies