AP- 033. Suelos para Terraplenado Granulometría para Tamizado. Ámbito de Suelos

De Construpedia


Itl logo.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias al Institut Tecnològic de Lleida en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web del Institut Tecnològic de Lleida

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derechos de Autor.


Contenido

Descripción del Ensayo

La prueba tiene como objetivo determinar los porcentajes de suelo que pasan por los diferentes tamices de la serie utilizada en el ensayo hasta el de abertura 0.080 mm.

Cómo se Hace

Para la realización del ensayo se fracciona la muestra inicial hasta obtener la cantidad de muestra necesaria.

Ésta depende de la proporción entre finos y gruesos que pasan, o no, por el tamiz 2 mm y de la medida máxima del material.

La cantidad de muestra a ensayar obtenida por cuarteo del total, se deja secar al aire o con estufa de circulación de aire a menos de 60ºC.

La serie de cribas más utilizada es la de abertura de malla, en mm, que se indica a continuación: 100–80–63–50–40–25–20-12,5–10-6,3–5–2-1,25–0,40–0,160–0,080.

Se pesa la muestra a ensayar que se ha dejado secar al aire libre, o con estufa.

Se tamiza la muestra por la criba de abertura 20 mm hasta que pasen todas las partículas inferiores. En determinados casos hay que lavar el material grueso retenido para separar el material fino adherido. En dicho caso, se recoge el material fino por decantación, se seca hasta masa constante y se añade al resto de la muestra que ha pasado por el tamiz 20 mm.

De la fracción que ha pasado por la criba 20 mm, se separa por cuarteo una porción de unos 2 kg y se pesa con exactitud de 1 g. Esta fracción se tamiza por la criba 2mm hasta obtener dos fracciones. La retenida se limpia sobre el tamiz, recogiendo todo el material que pase. Se aparta y se seca en estufa. Una vez frío se añade a la fracción que ha pasado por dicho tamiz.

La fracción retenida se seca en estufa hasta masa constante y se tamiza por la serie elegida entre el 20mm y el 2 mm determinando la masa de cada una de las proporciones con precisión 1 g.

La fracción inferior a 2 mm se cuartea hasta obtener dos porciones de unos 150 g cada una en suelos arenosos o unos 80 g en suelos arcillosos o fangosos. De una de las porciones se cogen 20 g y se ponen a secar en una estufa para obtener el valor de humedad higroscópica que se calcula por la diferencia de peso entre la masa inicial y el peso de la muestra seca.

De la otra porción, se pesan exactamente 100 g o 50 g, en función de que el material sea arenoso o arcilloso, que se destina a la determinación de la granulometría de la parte fina de la muestra. Ésta se determina colocando los 100 g, o los 50 g, en un vaso de precipitado de 600 ml, al que se le añade lentamente y con agitación 125 cm3 de solución de hexametafosfato sódico al 4%.

Se deja el vaso que contiene la muestra y la solución en reposo durante 18 horas. Acto seguido, se llena el vaso hasta 5 cm de la boca con agua destilada y, con un aparato agitador de hélice que gire como mínimo a 10000 rpm, se agita durante un minuto. Después se vierte el contenido del vaso sobre una criba de 0,080 mm de luz de malla y se limpia con chorro de agua. El material retenido, una vez secado en estufa a 110ºC, se tamiza por la columna de cribas de abertura inferior a 2 mm con precisión 0,01 g.

A partir del peso de la muestra inicial, de los pesos de las fracciones retenidas en cada uno de los tamices y del valor de la humedad higroscópica de la fracción fina, se calcula el porcentaje de cada una de las fracciones.

Finalmente se traza una curva logarítmica donde se especifican las porciones granulométricas en % calculadas en cada criba.

En este ejemplo se incluye la siguiente curva:

AP-033 Curva logarítmica con porciones granulométricas en % calculadas por criba.JPG

Cómo se Expresan

Los resultados se expresan en peso y porcentaje de material retenido y que pasa en cada una de las cribas, y en forma gráfica llevando los valores obtenidos al gráfico logarítmico.

Normas de Referencia o Relacionadas

UNE 103 101:95 UNE 7 050-2

Utilidad del Ensayo

El ensayo es básico para identificar y clasificar, identificar y recibir un determinado tipo de sol.

Cuándo Hacerlo

En el control de identificación se realizará un ensayo por cada 5.000 m3 de material.

Precauciones

Resulta imprescindible que la muestra a ensayar sea representativa del material que se utiliza.

Muestra

Normalmente una muestra de entre 25 y 30 kg es suficiente para llevar a cabo el ensayo con garantías de representatividad.

Exigencias

El PG3 marca diferentes parámetros de clasificación de suelos en función de su granulometría.

Un material para terraplén debe de cumplir de entrada con las condiciones de:

  • Más del 70% del material ha de pasar por la criba 20 mm
  • Más del 35% del material ha de pasar por la criba 0,080 mm

Los materiales para terraplenado se clasifican en:

Suelos Seleccionados

Cribas UNE % acumulado que pasa
-------- Tamaño máximo no superior a 100 mm
50 --------
40 < = 15

En caso de no cumplirse la limitación de la criba 40, deberá cumplir con los porcentajes de las fracciones siguientes:

25 ------
20 ------
10 ------
5 ------
2 < 80
0,40 < 25
0,080 < 25

Suelos Adecuados

Cribas UNE % acumulado que pasa
-------- Tamaño máximo no superior a 100 mm.
50 ---
40 ---
25 ---
20 ---
10 ---
5 ---
2 < 80
0,40 ---
0,080 < 35

El resto de grupos de clasificación: Suelos tolerables, suelos marginales y suelos inadecuados, no están sometidos a limitaciones de tipo granulométricas.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies