La Administración incumple la normativa de gestión medio ambiental en sus obras públicas

La Administración incumple la normativa de gestión medio ambiental en numerosas obras públicas que se realizan en Catalunya, según señala un estudio realizado por la Cámara de Contratistas de Obras de Cataluña (CCOC). El 77 por ciento de una muestra de treinta obras licitadas durante 2010, no incluía en sus condiciones contractuales un estudio sobre la gestión de los residuos que se generarán en su construcción, en contra de lo que señala la legislación vigente. La CCOC quiere manifestar su preocupación por este hecho porque con ello se está produciendo un implícito traslado de la responsabilidad medioambiental del sector público hacia la empresa privada.

El Real Decreto 105/2008, por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición (RCD), establece la obligatoriedad de incluir en el proyecto de ejecución de una obra un estudio de gestión de los RCD que debe contener como mínimo:

  1. Una estimación de la cantidad que vaya a producirse,
  2. Las medidas para su prevención,
  3. Las operaciones para su reutilización, valorización o eliminación,
  4. Las medidas para su separación según su tipología (hormigón, productos cerámicos, metal, vidrio, plástico, papel y cartón),
  5. Los planos de las instalaciones necesarias para la gestión de los RCD en la obra,
  6. Las instrucciones a cumplir para la gestión de los RCD en la obra,
  7. Una valoración del coste previsto de esa gestión que formará parte del presupuesto de la obra como capítulo independiente.

De las treinta obras analizadas por la Cámara de Contratistas de Obras de Cataluña (CCOC), sólo siete incluyen el estudio de gestión de RCD y entre ellas únicamente cinco contienen todos los documentos mínimos exigidos, ya que dos de ellas carecen de la valoración del coste previsto.

El citado RD 105/2008 está plenamente en vigor en la actualidad y el hecho de la inexistencia del estudio conlleva la no valoración del coste de la gestión de los RCD y, por tanto, un desequilibrio entre las ofertas que si incluyen ese coste y las que, al no haber prescripciones explícitas en este terreno, lo ignoran. Implícitamente, por tanto, se está distorsionando la libre competencia entre las empresas. Ello es especialmente grave en situaciones de crisis y disminución de la licitación oficial de obras en un sector empresarial sobredimensionado.

Desde la Cámara de Contratistas de Obras de Cataluña (CCOC) propugnamos un cambio de modelo para la construcción y convertirlo en un sector industrial, de mayor valor añadido y personal cualificado. Una correcta gestión medioambiental de las obras es una de las condiciones para ese cambio de modelo, en el que las empresas constructoras que superen la reestructuración inevitable del sector sean las más competitivas gracias a su productividad, tecnología, innovación, capacidad de gestión y personal especializado junto a un riguroso cumplimiento de la normativa aplicable.

Las Administraciones Públicas tienen una especial responsabilidad en el liderazgo de este proceso. Desde la Cámara de Contratistas de Obras de Cataluña (CCOC)  exigimos que se avance rápidamente en el cumplimiento de la normativa medioambiental, de forma que todos los agentes del sector asuman sus responsabilidades de forma equilibrada.

[+INFO]

Deja un comentario

Top