Deconstrumarca.

Es imprescindible la instalación de techos acústicos en los hospitales para mejorar el confort acústico

Cada espacio, en función de su tamaño y uso, necesita unas condiciones acústicas específicas.

¿Qué es LABENAC?

LABENAC es un Laboratorio de Ensayos Acústicos concertado de la Universidad Politécnica de Madrid y perteneciente a la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Industriales.

¿Qué actividades realizan?

LABENAC es un laboratorio acreditado por ENAC para la realización de ensayos de aislamiento acústico y de ruido ambiental.

Realizamos ensayos en distintos ámbitos de la acústica; desde la acústica ambiental, el control de ruido de actividades, pasando por la acústica arquitectónica, los mapas de ruido, o aplicaciones más específicas como ensayos de potencia sonora, vibraciones, ruido laboral, etc. Asimismo impartimos formación en acústica, en interpretación de normativa, realización de ensayos, a diferentes administraciones.

¿Cuáles son sus objetivos?

Una clara apuesta por el valor añadido en el ensayo acústico, aprovechando la experiencia y el “know how” de la Universidad Politécnica de Madrid en la aplicación y gestión de proyectos vinculados al tratamiento del ruido (medición, control, reducción), fomentando la investigación en este área.

¿Qué entiende LABENAC por confort acústico?

La valoración de las sensaciones acústicas de un individuo en relación a un ambiente sonoro determinado. El confort acústico depende no sólo del entorno, si no de las tareas que se deban desarrollar en dicho entorno.

¿Cree que actualmente existe una conciencia social y de la administración sobre el control del ruido?

No existe realmente una conciencia social referente al ruido, sobre todo en lo vinculado a la edificación. Asumimos como algo normal escuchar la televisión del vecino cuando se debería exigir al constructor las calidades adecuadas en la construcción, tanto en los materiales utilizados, como en el diseño y ejecución de la obra. El ruido ambiente no suele ser algo que se evalúe antes de comprar una vivienda. Respecto a la administración, siguiendo la línea de Unión Europea, se han aprobado dos nuevas normativas de ruido: El DB-HR (Documento Básico de Protección Frente al Ruido), del Código Técnico de la Edificación, y el Real Decreto 1367/2007 en acústica ambiental. Sin embargo, la aplicación de las mismas debe hacerse a través de las administraciones Autonómicas y locales, mediante la adaptación de sus normativas a los nuevos requisitos y obligando a su cumplimiento. En este punto, aunque hay excepciones, no se está actuando con la suficiente rapidez ni contundencia.

En Armstrong creemos que cada espacio necesita unas soluciones acústicas específicas. Como experto en acústica, ¿qué opina?

Cada espacio, en función de su tamaño y uso, necesita unas condiciones acústicas específicas. Es un punto clave para la obtención del adecuado confort acústico. Un ejemplo claro es el del restaurante mal acondicionado. Aunque haya poca ocupación, el nivel de ruido es muy elevado, la comunicación se hace complicada, la gente acaba elevando la voz, y, desde luego, el confort acústico queda seriamente mermado frente a otro local correctamente acondicionado.

Por lo tanto, en un hospital, ¿cuáles son las soluciones acústicas que se deben tomar y por qué?

Los hospitales son espacios críticos, donde los pacientes necesitan la mayor tranquilidad y sosiego para permitir el descanso adecuado. Por ello es necesario un correcto aislamiento acústico de las habitaciones, entre ellas, y respecto de los pasillos. El acondicionamiento también es importante, dotando a las habitaciones de materiales absorbentes que minimicen el ruido que pueda generarse en el interior de la propia habitación.

¿Qué opina sobre el nuevo Código Técnico de la Edificación? ¿Qué beneficios supone su aplicación en hospitales?

El CTE supone un avance frente a la normativa anterior, la NBE-CA 88, tanto en exigencia como en la posibilidad de evaluar la calidad de la edificación in situ. Anteriormente, el parámetro para valorar la exigencia no permitía tener en cuenta los errores de ejecución, al considerar parámetros de aislamiento caracterizados en laboratorio. En la nueva normativa este problema se ha solucionado. Sin embargo son las administraciones locales las responsables de velar, y obligar al cumplimiento del CTE, mediante la exigencia de ensayos antes de la entrega de las licencias. Si las administraciones locales no actúan, el avance quedará en nada.

En el caso de los hospitales, y en la línea que sigue el CTE, se considera cada habitación como una unidad de uso diferente, lo que exige unos aislamientos de 50 dBA entre habitaciones, un claro avance frente a la legislación anterior.

¿LABENAC recomendaría la instalación de techos acústicos en edificios dedicados a la sanidad?, ¿Por qué?

Es muy recomendable la instalación de techos acústicos en los hospitales, tanto en las habitaciones, como en los pasillos de cara a mejorar el confort acústico en el primer caso y la reducción de ruido en el segundo. Por el uso de este tipo de recintos, acondicionar suelos o paredes no es viable en muchos casos desde el punto de vista de mantenimiento y limpieza, o resulta complicado y caro, por lo que el acondicionamiento acústico mediante el tratamiento con techos acústicos registrables se presenta como la mejor alternativa posible.