Estás en Construmática » Construpedia

Zanjas. Riesgos y Medidas Preventivas

De Construpedia


Logo IFTEM.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias al IFTEM en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de IFTEM

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derechos de Autor.



Contenido

Riesgos

En esta fase de la obra pueden aparecer los riesgos siguientes:

  • Desprendimiento de tierras
  • Caída de personas a distinto nivel
  • Contacto eléctrico directo con líneas eléctricas aéreas y subterráneas en tensión
  • Explosión o emanaciones de gases tóxicos y peligrosos

Desprendimiento de tierras

Si se presentara riesgo de desprendimientos de tierras, se adoptarán alguna de las siguientes medidas preventivas:

Zanji1.png


Las excavaciones en zanja preferentemente se realizarán mediante la ejecución de un talud adecuado al tipo de terreno.

A estos efectos distinguimos los siguientes tipos de terrenos, expuestos de mayor a menor, según su grado de dureza media.

  • Roca dura.
  • Roca blanda o fisurada.
  • Restos rocosos, pedregosos y derrubios rocosos
  • Tierra fuerte (mezcla arenas y arcillas) mezclada con piedras y tierra vegetal.
  • Tierra arcillosa y arcillas margosas.
  • Gravas y arenas gruesas no arcillosas.
  • Arenas finas no arcillosas.


El grado de ataludizado también vendrá condicionado por los siguientes tipos de excavaciones para cada uno de los tipos de terrenos especificados:

  • Excavaciones en terrenos vírgenes o muy compactados.
  • Excavaciones en terrenos recientemente removidos.


Además distinguiremos dos situaciones generales:

  • Terrenos secos.
  • Terrenos con infiltraciones de aguas.


En todos los casos los materiales procedentes de la excavación, así como los tubos o elementos de la canalización, deberán apilarse a una distancia adecuada del borde de la excavación. Como norma de utilidad práctica, se puede estimar que en terrenos de dureza media, esta distancia resulta recomendable que sea superior a la mitad de la profundidad de la zanja y en terrenos sueltos superior a la profundidad de la excavación.

Entibación

Entendemos por "Entibación" toda fortificación para contención de tierras, realizada con empleo de maderas o elementos metálicos.


Zanji2.png


Constituye unos de los sistemas de protección colectiva más empleado para la corrección del riesgo de desprendimientos de tierras en zanjas.

En los casos de excavaciones en terrenos no rocosos, aunque lo suficientemente estables y con paredes verticales, se recomienda que las profundidades sin entibar no sean superiores a 1,20 m, aunque resulta adecuada en estos casos la colocación de un cabecero en su parte superior.

Las alturas máximas sin entibar en fondos de zanjas no deberán superar los 0,70 m.

Aún cuando los paramentos de una excavación resulten aparentemente estables, se recomienda la entibación siempre que se prevea el deterioro de los terrenos, a consecuencia de una larga duración de abertura de la zona excavada.


Zanji3.png


La anchura de la excavación deberá ser mínima para que la entibación pueda desarrollarse sin dificultades. A estos efectos detallamos una tabla de mínimos de anchuras recomendables en función de las profundidades de la Zanja.

Anchuras Profundidades
0,65 m hasta 1,50 m
0,75 m hasta 2,00 m
0,80 m hasta 3,00 m
0,90 m hasta 4,00 m
1,00 m para > 4,00 m

Caída personas al interior de las excavaciones en zanjas

Es un riesgo que de forma permanente se presenta en este tipo de trabajos de excavaciones.

Los tramos de zanja abiertos y siempre que el desarrollo de los trabajos lo permita, se protegerán frente a este riesgo preferentemente mediante barandas de 90 cm. de altura, rígidas y resistentes (150 Kg./m/l), así como rodapié. Este rodapié puede eliminarse cuando se ha dejado que las entibaciones sobrepasen unos 20 cm. sobre los bordes de la excavación.

También pueden ser protegidos mediante vallas metálicas, debidamente unidas entre sí y colocadas a una distancia mínima de 0,50 m de los bordes de excavación.

Bajo ningún concepto se permitirá el uso de los codales de las entibaciones como medio de acceso al fondo de zanja. Para ello será necesario disponer, en número adecuado y no alejado excesivamente, de escaleras manuales que deberán reunir al menos los siguientes requisitos:

1. Podrán ser metálicas o de madera, aunque en este último caso se deberá tener en cuenta que sus peldaños estén ensamblados y no clavados.
2. Sobrepasarán en 1 m sus puntos de apoyo y preferentemente estarán ancladas o ligadas en sus partes superiores.
3. Irán siempre equipadas de zapatas u otros mecanismos antideslizantes.

Contacto eléctrico directo con líneas eléctricas aéreas y enterradas

Cuando en las proximidades de las zonas de la excavación hubiese líneas eléctricas aéreas, y se emplee maquinaria móvil se adoptarán alguna de las medidas que detallamos:

  • Desvío de la línea
  • Anulación de tensión.
  • Colocación de adecuadas pantallas o pórticos.

En los casos en que no resulte posible la adopción de alguna de las medidas anteriores, en todo momento se guardarán unas distancias no superiores a 5 m y siempre determinadas por la tensión de la línea.

Con anterioridad al inicio de estas labores de cimentación, se recabará la información necesaria que nos permita disponer de un correcto conocimiento sobre la posible existencia y ubicación de posibles servicios subterráneos en el solar. Cualquier tipo de manipulación que tenga que realizarse en estas conducciones, líneas o elementos accesorios, se llevará a cabo por personal de la propia Compañía Suministradora.

Explosión o emanaciones de gases procedentes de conducciones subterráneas

A este respecto se debe indicar que resulta válido lo detallado en párrafo anterior, debiéndose además tener en consideración que en los casos que se estime necesario, se dispondrá en obra de adecuados detectores de gases.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
¡Pide tu presupuesto Gratis!