Estás en Construmática » Construpedia

Técnicas para la Identificación y Análisis de los Riesgos

De Construpedia


Logo IFTEM.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias al IFTEM en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de IFTEM

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derechos de Autor.


Para poder realizar una eficaz labor preventiva es fundamental realizar una precisa identificación de todos y cada uno de los riesgos que existen en el entorno que se quiere mejorar. De su análisis se pueden obtener las causas que provocan estos riesgos, los posibles riesgos que se pueden originar y las soluciones que se pueden implantar con el fin de reducirlo a los niveles más aceptables.

Podemos distinguir dos tipos de técnicas según cual sea la etapa de la acción preventiva en la que se tenga que desarrollar. Así pues, hablaremos de técnicas para la identificación y análisis de los riesgos que actúan en la etapa de pre-contacto, que son aquéllas que se desarrollan antes que suceda el hecho no deseado, y que se compone de los siguientes apartados:


  • LAS OBSERVACIONES DEL TRABAJO
  • ANÁLISIS DE TRABAJO
  • IDENTIFICACIÓN DE RIESGOS
  • ESTABLECIMIENTO DE CONTROLES
  • INSPECCIONES DE SEGURIDAD

Contenido

Observaciones del trabajo

El responsable o el encargado de una obra o de un grupo de trabajo, es quien tiene la capacidad de control más directa sobre las tareas que se llevan a cabo. Es quien está en contacto diariamente con los ejecutores directos de los trabajos y quien ve lo que se hace, la manera como se hace y quien hace las cosas.

Con todo, entre los temas a ver y observar pueden establecerse claras diferencias. Normalmente se tiene la tendencia a ver muchas cosas pero a observar detenidamente, muy pocas.

Con la finalidad de controlar al máximo las condiciones de seguridad con las cuales se trabaja, se aconseja utilizar la metodología de la observación planeada del trabajo. La observación del trabajo permite juzgar objetivamente la eficiencia del trabajo que hace un trabajador. Esto permite la aplicación posterior de técnicas de estímulos, felicitaciones, etc., para los trabajadores que demuestren una eficiencia máxima.

En el caso contrario, una eficiencia por debajo del mínimo exigido puede dar motivo a la utilización de acciones correctivas.

Un supervisor, un encargado o un jefe debe saber aplicar la técnica de las observaciones de la manera más objetiva posible.

Hay dos tipos básicos de observaciones:

  • Observaciones informales
  • Observaciones planificadas

Observaciones informales

Este tipo de observaciones se desarrollan día a día, sin ninguna metodología concreta. Un supervisor o un encargado recorre diariamente diversas veces la obra para atender los problemas que el trabajo va generando. Al mismo tiempo, observa qué se hace y cómo se hace. Con esta observación detecta fallos, actos inseguros, anomalías, etc.

En muchas ocasiones se presta más atención a trabajos concretos por su importancia o problemática. Otras veces las observaciones se centran en un trabajador o grupo de trabajadores, de manera intencionada, durante un período de tiempo o durante el transcurso de un trabajo delicado. Este tipo de observación intencionada, pero informal, puede aportar información concreta sobre la manera de hacer un trabajo.

Observaciones planificadas

La observación planificada no se debe entender como un trabajo auxiliar o complementario de otra. Es una actividad que se debe abordar como tal y con objetivos claros y definidos. Estos son: la observación sistemática y detallada.

Los beneficios que resulten son, la mejora de los métodos de trabajo, una eficiencia más grande y una reducción de los accidentes con pérdidas. Una observación hecha de manera correcta sirve de contraste al supervisor, para ver si los trabajos se realizan de acuerdo con el procedimiento que los regula.

El hecho de que estos procedimientos no se cumplan, puede ser motivo de su revisión o de iniciar acciones formativas de cara a los trabajadores.

La planificación es lo que establece la diferencia con la observación informal. No obstante, las dos son útiles.

Análisis del trabajo

El análisis del trabajo es una técnica que consiste en descomponer el trabajo en fases y evaluar y estudiar cada una de estas fases con el objetivo de poder identificar los riesgos y disfunciones, adoptando, posteriormente, las medidas de control necesarias.

La realización del análisis es una actividad previa a la confección del procedimiento de operación, ya que permite conocer con detalle el trabajo y los riesgos antes de establecer el procedimiento seguro.

Siempre existe una forma correcta de realizar un trabajo. Desde las operaciones más sencillas, clavar un clavo, apretar un tornillo, hasta las más complicadas, un trabajo tiene un procedimiento sistemático con el máximo de eficiencia y seguridad.

Un ejemplo sencillo como es clavar un clavo puede hacerse de la forma siguiente: sostener mal el clavo en la pared, cogerlo de manera defectuosa, en un ángulo incorrecto, golpear desviándolo, coger mal el martillo, son formas inadecuadas de hacer el trabajo. Las consecuencias pueden variar desde un agujero desmesurado en la pared hasta golpearse uno o dos dedos.

Identificación de riesgos

La descomposición en fases del apartado anterior, se efectúa con la intención de incluir en el estudio aquellas fases del trabajo donde es previsible que puedan producirse los accidentes. El análisis comprenderá todas aquellas pérdidas que puedan afectar a la seguridad, higiene industrial, calidad y producción. Se debe hacer un estudio en el que se considere al personal implicado en cada fase, el equipo necesario, el material utilizado y el ambiente de trabajo.

Este análisis puede ser:

  • Cualitativo: encaminado a identificar y describir los riesgos existentes en un determinado trabajo.
  • Cuantitativo: tiene por objeto asignar un valor a la peligrosidad de los riesgos, de forma que se pueda comparar y ordenar entre sí por su importancia.

EJEMPLO DE ANÁLISIS CUALITATIVO DE RIESGOS DE ACCIDENTE - PUESTO DE TRABAJO: ENCOFRADOR

OPERACIÓN RIESGO CONSECUENCIAS CAUSAS PREVENCIÓN
Encofrado de jácenas Caída a distinto nivel Muerte o lesiones incapacitantes Plataforma de trabajo sin protecciones laterales y aberturas exteriores de la obra sin redes de protección Dotar a la plataforma de trabajo de barandillas en todos sus lados con riesgo de caída de altura y redes de protección contra caídas en todo el perímetro de la obra


EJEMPLO DE ANÁLISIS CUANTITATIVO DE RIESGOS DE ACCIDENTE

  • PUESTO DE TRABAJO: Operador de la sierra circular
  • RIESGO: Cortes en las manos durante su manipulación
  • ACCIDENTES PRODUCIDOS EN LOS DOS ÚLTIMOS AÑOS: 32
  • TRABAJADORES EXPUESTOS: 14
  • RIESGO CUANTIFICATIVO: 16/14 = 1,2 Cortes /año y trabajador

Establecimiento de controles

Después de la identificación de riesgos es necesario proceder a adoptar las soluciones adecuadas en cada fase con la finalidad de controlar los riesgos correspondientes.

Estos controles afectarán tanto a los aspectos técnicos como a los métodos de trabajo.

Para la redacción del procedimiento de operación será de gran interés tener en cuenta las conclusiones relativas a los controles, sobre todo lo referente al método de trabajo.

Los sucesos que se repiten de forma sistemática, deben ser analizados, especialmente aquellos que, además de repetitivos, sean potencialmente graves. Se deben analizar los trabajos nuevos. Cuando un trabajo nuevo está siendo planificado, es necesario hacer un análisis previo, elaborando el procedimiento correspondiente para eliminar los posibles errores desde el inicio.

Artículos Relacionados

¡Pide tu presupuesto Gratis!