Estás en Construmática » Construpedia

Pasos Peatonales

De Construpedia


Contenido

Generalidades

Los Pasos Peatonales son la zona de intersección entre circulación rodada y el tránsito peatonal; es la parte del itinerario peatonal que cruza la calzada de circulación de vehículos, al mismo o a diferente nivel.

Aunque el concepto general es evidente, no hay acuerdo en cuanto a la definición de sus límites. Cuando se habla del ancho de un paso de peatones, no está claro a qué dimensión concreta se refiere, en parte porque muchas normativas confunden los conceptos de vado y de paso peatonal.

El criterio más adecuado considera la anchura del paso peatonal como la longitud total de los vados que lo limitan, y coincidirá con la longitud de las bandas señalizadoras del paso de cebra correspondiente.

La señalización del paso de peatones (paso de cebra) consiste en bandas paralelas a la acera pintadas sobre la calzada de 0,50 m. La pintura deberá resistir la intemperie, mantener el color, generalmente blanco, no ser deslizante con la lluvia y ser resistente al desgaste por el tráfico rodado.

La imagen siguiente muestra un paso peatonal con señalización de paso de cebra sobre pavimento de textura diferenciada. Aquí los bolardos situados en los vados sirven de apoyo isquiático y evitan que los vehiculos invadan la acera, pero no se recomiendan para circulación de personas con deficiencias visuales:

Clicar para ampliar

Para seguridad de los viandantes, deberá colocarse una señal vertical o un semáforo que anuncie a los vehículos la existencia del paso de peatones.

Clicar para ampliar

La línea de detención ante semáforo es una banda perpendicular a la acera de 0,30 a 0,40 m. de espesor, dibujada en la calzada separada 0,50 m del comienzo de las líneas de paso de peatones, que indica el punto donde han de detenerse los vehículos ante el semáforo.

No obstante, en demasiadas ocasiones ocurre el encontrar pequeños vados, normalmente mal ejecutados, que comunican con una calzada en donde la señalización del paso de cebra está mal dimensionada y/o mal situada, y se considera la longitud de bandas como el ancho del paso peatonal cuando en realidad se trata de una señalización carente de funcionalidad y que a veces sólo provoca confusión.

Regulación de Parámetros

En algunas normativas de accesibilidad se determina el ancho mínimo del vado y no el del paso peatonal, y no se diferencian claramente ambos conceptos.

En la siguiente tabla recogemos el ancho mínimo de los pasos de peatones que determinan las legislaciones autonómicas vigentes.

Ancho Mínimo de Pasos Peatonales: Parámetros de la legislación anterior a 1/01/2000:

Clicar para ampliar

Clasificación de Pasos Peatonales

Atendiendo a los flujos de tránsito de personas y tráfico de vehículos, y a la sección de la vía que se pretende atravesar, los pasos peatonales se pueden clasificar en los siguientes grupos:

Pasos Peatonales No Regulados por Semáforos

Se producen generalmente en calles estrechas y con poca intensidad de tráfico de vehículos, como es el caso de barrios residenciales céntricos o periféricos. Aunque con las lógicas limitaciones, en estas calles la prioridad de uso la tiene el peatón, que deberá poder transitar con comodidad y seguridad.

Deben estar señalizados con pasos de cebra para indicar a los vehículos la prioridad del peatón, aunque en muchos casos no existe ningún tipo de señalización.

El ancho mínimo de este tipo de pasos peatonales debe ser de 1,80 m.

Para evitar que los vehículos aparquen en el tramo del paso peatonal, se pueden construir los vados correspondientes sobre prolongaciones de la acera que ocupen la franja de aparcamiento. Esta solución favorece la continuidad de la banda libre peatonal al liberarse la acera propiamente dicha de la ubicación de los vados.

Otra opción para efectuar el cruce consiste en elevar la calzada al nivel de la acera en la zona de paso peatonal (vado de resalte) para disminuir la velocidad de circulación vehicular.

Pasos Peatonales Regulados por Semáforos

Se encuentran en vías de amplia sección, que comunican y distribuyen zonas de gran actividad (usos, comerciales, oficinas, etc). En estos casos se produce una utilización alternativa del espacio del cruce por peatones y vehículos, siendo el semáforo el mecanismo que regula los tiempos de circulación de ambos. Dichos semáforos dispondrán de dispositivos acústicos que garanticen la seguridad de las personas ciegas y deficientes visuales.

En la imagen siguiente se muestra un vado previamente bien ejecutado donde se pueden instalar elementos fijos que invadan la franja de aparcamiento e impidan que los vehículos aparquen en el paso peatonal:

Clicar para ampliar

Las dimensiones de este tipo de pasos peatonales dependerán de la sección de la vía y de la concentración de peatones durante el tiempo de espera en los mismos. Se recomienda un ancho mínimo de 4,00 m.

En cruces de vías colectoras o avenidas con calles secundarias, es conveniente alejar los pasos de peatones de la intersección de las calles, es decir, retranquearlos respecto a las esquinas para proteger a las personas de los vehículos que giran para entrar en las calles adyacentes, y aumentar el espacio para facilitar la esperade dichos vehículos. No resulta conveniente retranquear excesivamente los pasos peatonales para no hacer tortuoso el itinerario peatonal.

Se construyen en casos extremos, para atravesar vías urbanas o interurbanas con intensidades de tráfico de vehículos muy fuertes y con prioridad absoluta sobre el tránsito peatonal.

Tanto en pasos elevados como en subterráneos, se debe contar con escaleras y rampas de acceso adecuadas para evitar barreras a personas discapacitadas. Dichas rampas se construirán de acuerdo a los criterios de la normativa de accesibilidad de aplicación según el caso.

En los pasos elevados se recomienda un ancho mínimo de 1,80 m y en pasos subterránea de 2,40 m. Estos últimos

Requisitos de Diseño

  • El ancho del paso de peatones ha de coincidir con la longitud total de los vados que lo conforman que, a su vez, coincidirá con la longitud de las bandas de señalización de dicho paso peatonal (paso de cebra).
  • Los casos más frecuentes de pasos peatonales son los que se producen a nivel de la calzada, estén o no regulados por semáforos. En cuanto a criterios de ubicación de los mismos, se pueden distinguir dos casos posibles:
  1. Cuando la intersección de dos calles se sitúan en calles que se cortan, de forma ortogonal o cuasi ortogonal, se recomienda que se locaclicen a partir del punto de intersección de las alineaciones de ambas calles. En el caso que las líneas de fachada se encuentren en chaflán, se considerará como referencia un punto virtual de encuentro, obtenido al prolongar las dos alineaciones.
  2. Cuando la intersección de dos calles no se produce de forma ortogonal y se cruzan formando ángulos agudos y obtusoso muy acusados pasos peatonales en cruces oblícuos, para situar los vados enfrentados según la perpendicular a la calzada que se pretende cruzar hay que alejarse excesivamente de la esquina. Ésto hace que las personas no crucen por el paso de peatones para no realizar un recorrido tan largo, con el consiguiente peligro ante los vehículos que puedan girar. Por otra parte, los ciegos no encuentran fácilmente el paso peatonal e igualmente cruzarán por la esquina siguiendo la dirección de la acera en que se encuentran.
  • En los pasos peatonales donde la acera se eleva al nivel de la cazada (vados de resalte) además de las bandas señalizadoras de pavimento diferenciado en la acera para indicar la existencia del paso, el tramo de calzada donde se efectúa el cruce de los peatones se ejecutará con adoquines o cualquier otro material que implique cambio de textura respecto al resto de la calzada. Si ésto no es posible, las bandas de señalización del paso de cebra serán de textura rugosa.
Clicar para ampliar

En el esquema 1 se representa un cruce de calles oblícuo con paso peatonal excesivamente alejado de la esquina:

Clicar para ampliar

En el esquema 2, el mismo cruce de las calles oblícuo con paso peatonal está resuelto de forma incorrecta. En este caso resulta imprescindible que las bandas de señalización del paso de cebra sean de textura rugosa para facilitar la orientación de las personas ciegas o con deficiencias visuales.

Clicar para ampliar

Para resolver esta cuestión planteamos la siguiente alternativa, siempre que esta solución sea factible porque exista zona de aparcamiento en la vía principal donde desemboca la calle que cruza oblícuamente .

Clicar para ampliar

Artículos Relacionados

Enlaces Externos

Logo abenor.jpg Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la ABENOR en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de ABENOR

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derechos de Autor.


¡Pide tu presupuesto Gratis!