Estás en Construmática » Construpedia

Instalación de Pozos y Otros Elementos Complementarios

De Construpedia


Logo atha.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias a ATHA en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación Manual de Diseño y Cálculo para la Fabricación de Tuberías de Hormigón Armado, disponible en el sitio web .

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.


Los pozos prefabricados se componen de la combinación de elementos o módulos unidos entre sí por superposición, lo que permite un rápido montaje del mismo y un pronto tapado de la conducción en la que se integran. Los módulos pueden ir armados o no. El tipo armado que se coloca en los módulos es el que viene reflejado en el apartado 4.7.1

AthaManualTuberiasfoto99.jpg


Para la elección del tipo de armado que debe colocarse en los módulos de los pozos la Asociación de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS) ha considerado varios factores que provocan que no se produzca una presión radial uniforme sobre la cara exterior del módulo. Estos factores y su incidencia vienen reflejados en la siguiente tabla.

El transporte de los módulos se realiza siguiendo las mismas recomendaciones expuestas en el apartado 6.2.2 del presente Manual, teniendo en cuenta que los módulos han de transportarse en la posición para la cual han sido diseñados, usualmente la vertical, ya que un transporte en otra posición podría dañarlos.

Para la recepción en obra y descarga de los módulos se siguen las mismas recomendaciones de los apartados 6.2.4 y 6.2.5.

La instalación de las piezas de hormigón se realiza mediante la maquinaria convencional de excavación y elevación, siempre que se disponga de los dispositivos adecuados tales como los que se muestran en la figura 6.7.1. Es recomendable el empleo de grúas automotrices para la descarga de módulos de peso superior a los 2.000 kg.


Tabla 6.7 Factores que intervienen en la elección del armado del módulo


AthaManualTuberiasfoto95.gif


AthaManualTuberiasfoto96.jpg

Una correcta instalación de pozos prefabricados de hormigón debe tener en cuenta los siguientes condicionantes:


  • Se deben instalar las piezas más pequeñas en altura en la parte inferior de los pozos con el fin de reducir los esfuerzos que ha de soportar la base de los pozos.
  • Se debe tener la precaución de compactar la zona perimetral de los módulos con el fin de evitar que se produzcan asiendos diferenciales respecto a la tubería que puedan perjudicar la estanquidad de la unión.


AthaManualTuberiasfoto97.jpg


  • El apoyo de los pozos deberá ser adecuado para que no se hunda el pozo una vez que se termina la obra y se rellena el conjunto. En el caso en el que el apoyo consista en una solera de hormigón, el espesor de ésta no será inferior a 20 cm.
  • El hormigón utilizado para la construcción de la solera no será de inferior calidad al que se utilice en alzados cuando estos se construyan con este material. En cualquier caso, la resistencia característica a compresión a 28 días del hormigón que se utilice en soleras no será inferior a 200 kp/cm².
  • En las uniones rígidas deben colcocarse juntas suficientemente elásticas y a una distancia no superior a 50 cm de la pared, antes y después de acometer a la misma, para evitar que como consecuencia de asientos desiguales del terreno, se produzcan daños en las tuberías o en la unión.
  • Según se indica en la norma UNE-EN 1.610, cuando las conducciones atraviesen estructuras, incluyendo registros y cámaras de inspección, se deben incorporar uniones flexibles dentro de la pared, tan próximas como sea posible a las caras exteriores de las estructuras excepto cuando la tubería y la estructura formen parte de una misma instalación colocada sobre cimentación rígida. Cuando la conducción pase por debajo de una estructura o próxima a ella se deben considerar precauciones similares.
  • Debe tenerse especial cuidado en evitar las pérdidas de pendiente al llegar al pozo a fin de evitar remansos que sobrecarguen la red.
  • Las tapas de los pozos de registro deben apoyar al menos en tres puntos sobre su marco. En zonas urbanas es recomendable el uso de tapas de registro antisonoras (con junquillos)
  • Se debe tener especial precaución con los módulos de recrecido finales. El último debe llevar un apoyo elástico en contacto con las calzadas finales con el fín de absorber adecuadamente los impactos producidos por el tráfico superficial.


AthaManualTuberiasfoto98.jpg


Artículos Relacionados

Enlaces externos

¡Pide tu presupuesto Gratis!