Estás en Construmática » Construpedia

Fachadas Ventiladas

De Construpedia

Las Fachadas Ventiladas son Cerramientos Exteriores compuestos por distintas hojas.

En el exterior ( fachada) queda el acabado del edificio, que consiste en un aplacado ejecutado con diversos materiales; éste puede realizarse en: piedras naturales, placas de metales o plásticos, etc.

Contenido

Características e Instalación

Estos aplacados se fijan con cierta separación en forma mecánica y en seco a la hoja interior del cerramiento.

Las juntas entre placas se dejan abiertas con una luz determinada, para permitir la ventilación de la cámara a través de ellas.

La cámara posee un aislante térmico adosado al muro interno, y se ventila en forma permanente. De manera que así se evitan las condensaciones. Cualquier entrada de agua que pudiera producirse, se evacúa resbalando por la misma cara interior del aplacado.

Este tipo de fachadas tiene la ventaja de que prácticamente no existen puentes térmicos y la estructura del edificio queda aislada de las variaciones de temperatura exterior.

La hoja exterior, por estar conformada por una serie de placas que se fijan en forma independiente, no necesita mucho espesor, ya que no presenta dilataciones excesivas.

Arranques y Coronamiento

El arranque de la fachada ventilada debe permitir la evacuación del agua del interior de la cámara y su ventilación.

El coronamiento de una fachada ventilada se realiza cerrando la cámara con una pieza metálica o similar a la placa para evitar el ingreso de agua, pero se deja ventilación. De este modo su remate cumple una función estética y práctica.


Huecos en Fachadas Ventiladas

En las fachadas ventiladas, la unión entre la hoja o placa exterior con la carpintería se hace con juntas abiertas. De modo que la cámara también ventila por las jambas, el dintel y el aféizar.

Para evitar la entrada de agua se coloca un vierteaguas en el alféizar y al mismo tiempo sirve para ventilar la cámara.

En el resto de los lados de la ventana, se deja el canto visto de la placa o se remata con chapas o angulares especiales, siempre con las juntas abiertas que ventilan.

Para el dintel, la evacuación de agua que pudiera ingresar por las juntas, se realiza por la fuerza de gravedad, deslizándose simplemente el agua hacia abajo.

Voladizos, Salientes y Aleros

La aparición de saliencias en la fachada ventilada puede generar puentes térmicos; aquí las soluciones son similares a las del Muro de Hoja Doble.

En el caso de un voladizo, debe aislarse la cara inferior y el canto del forjado.

En el caso de un alero, si no tiene mucho vuelo, puede realizarse separado de la estructura del edificio para evitar puente térmico. Se fija en la misma estructura de las guías del aplacado, reforzándolas si es necesario.

Se aplaca con el mismo material u otro que se considere de acuerdo al proyecto o necesidades.

Control Solar

Cualquier sistema de protección solar no debe comprometer la hoja exterior del cerramiento, ya que la misma debe permanecer independiente.

Las fachadas ventiladas, al tener poco grosor, por lo general no permiten la colocación de persianas tradicionales.

El cajón de persiana sobresaldría al interior si quisiera uniformarse el nivel exterior.

Otros sistemas de oscurecimiento son los de tipo textil enrrollables, más livianos, que ocupan menos espacio al ser enrrollados, y pueden ubicarse en el espacio de la cámara ventilada. También existen sistemas plegables de lonas que se colocan en la cámara ventilada.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
¡Pide tu presupuesto Gratis!