Estás en Construmática » Construpedia

Energía Solar en la Construcción

De Construpedia

La Energía Solar es la energía obtenida directamente del Sol. La misma puede aprovecharse por medio de la captación activa o pasiva. La activa funciona con paneles captadores que transforman los rayos solares en energía térmica o en energía eléctrica (fotovoltaica).

En la actualidad, los paneles solares resultan el medio más económico para el suministro de agua caliente corriente. Con sólo unos metros cuadrados por familia, se garantiza un abundante suministro de agua caliente y un notable ahorro de energías convencionales.

La Energía Solar Térmica se emplea sobre todo para producir agua caliente sanitaria (ACS), calentar agua de piscinas, y, a veces, para calefacción por medio de suelo radiante o aire caliente. También se puede utilizar en granjas, procesos industriales, etc.

La transformación de la energía solar directamente en electricidad, posibilita en forma limpia la obtención de una energía de mucha calidad. En la actualidad, la transformación fotovoltaica de la energía solar, es una opción competitiva para la electrificación de instalaciones alejadas del tendido eléctrico (construcciones rurales, señalización, alumbrado público, riego) En asentamientos urbanos, los paneles fotovoltaicos pueden integrarse a los edificios, y la energía eléctrica producida, en general se la vende a la compañía eléctrica, constituyendo su instalación una muy interesante inversión.


Aspectos a tener en cuenta:

  • Orientación: Al sur ( en el hemisferio Norte ). Un desvío de +15º ó -15º no afecta la energía interceptada.
  • Inclinación: Latitud. Un desvío de +15º ó -15º no afecta en exceso la energía interceptada. Sería ideal tener una inclinación para invierno y otra para verano.
  • Sombra: La sombra que se proyecta sobre un campo fotovoltaico ( construcciones, árboles ) puede afectar mucho su rendimiento.
  • Integración:
    • Sobre el suelo
    • Sobre mástil
    • Sobre tejado plano
    • Sobre Cubierta Inclinada
    • Fijado en el muro
    • Formación de tejado o fachada


Contenido

Energía Solar Térmica

La Energía Solar Térmica es la energía renovable más interesante a aplicar en la construcción de viviendas. Con una tecnología que mejora rendimientos y de modo simple y avalado por la experiencia, se puede cubrir una gran porción de la necesidad de climatización y ACS. Por ello las administraciones, mediante líneas de subvención y ordenanzas solares, estén apostando por la colocación de estos sistemas.

El aprovechamiento térmico de la energía solar no es un concepto novedoso en su empleo para calefacción y agua caliente sanitaria. Funciona de modo simple, un elemento denominado captador hace que en su interior circule un fluido, que hará las veces de transmisor del calor solar hacia donde se necesite que sea aprovechado.

Actualmente, la producción de ACS es la aplicación de la energía solar más extendida y rentable. En el transcurso del año, su constante demanda hace posible amortizar la colocación con más rapidez que la calefacción, por ejemplo.

El número de captadores de cada instalación depende de tres factores: la zona climática, las posibilidades de integración en la construcción y el consumo de agua caliente previsto.


Energía Solar Fotovoltaica

La tecnología solar fotovoltaica hace que podamos aprovechar la energía solar transformándola directamente en electricidad. Se ha empleado, tradicionalmente, para proporcionar energía eléctrica a sitios a los cuales llevar las líneas eléctricas no era rentable (bombeo de agua en fincas rústicas, electrificación rural de emplazamientos alejados y repetidores de telecomunicaciones).

Estas utilizaciones se fueron acercando a zonas más densamente pobladas y en la actualidad son de mucho interés las instalaciones que están conectadas a la red.

El problema de las instalaciones fotovoltaicas, era la acumulación de energía, había que hacer uso de baterías sobredimensionadas que tornaban inviables las instalaciones. La alternativa de vertermla electricidad a la red, el acumulador ideal, abre otras puertas. A fin de mes, el usuario cobrará de la compañía, el resultado de esta “venta de energía”.


  • Componentes de una instalación fotovoltaica:
  • Placas fotovoltaicas de células de silicio
  • Soportes: sistemas fijos y seguidores solares
  • Inversor u ondulador, que transforma la corriente continua generada por las placas y acumulada por las baterías en alterna de la red eléctrica y aparatos de consumo
  • Sistemas de protección para corriente alterna y continua
  • Contadores: contabilizan la energía a facturar en el caso de venta a la red
  • Baterías de almacenaje

Artículos Relacionados


Enlaces Externos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
¡Pide tu presupuesto Gratis!