Estás en Construmática » Construpedia

Clasificación de los Factores de Riesgo. Los Riesgos Profesionales

De Construpedia


Logo IFTEM.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias al IFTEM en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de IFTEM

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derechos de Autor.


Contenido

Clasificación de los Factores de Riesgo

Estos factores de riesgo se podrían clasificar en cinco categorías:

  1. Condiciones de trabajo
  2. El medio ambiente físico de trabajo
  3. Los contaminantes químicos y biológicos
  4. La carga de trabajo
  5. La organización de trabajo

Condiciones de trabajo

En las condiciones de trabajo se incluyen todas las condiciones materiales a las que se encuentra sometido el trabajador y que puede dar lugar a un accidente.

Los riesgos que comportan estas condiciones de trabajo se pueden manifestar en forma de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

En los lugares de trabajo hay máquinas, herramientas, electricidad y substancias combustibles, se manipulan y transportan cargas, y hay unos espacios de trabajo donde se realizan las actividades. Todo este conjunto de cosas, en determinadas circunstancias pueden dar lugar a accidentes.

  • Ejemplos de condiciones de trabajo, son los siguientes:
  • Elementos móviles de máquinas que pueden provocar atrapamientos, golpes, cortes, proyecciones, ...
  • Herramientas usadas incorrectamente que pueden provocar cortes, golpes...
  • Instalaciones eléctricas con partes activas accesibles que pueden dar lugar a contactos eléctricos directos.
  • Carretones de manutención que pueden atropellar a viandantes o que pueden volcar por una conducción incorrecta.
  • Aberturas exteriores sin barandillas que pueden ser la causa de caídas a diferente nivel.

Medio ambiente físico de trabajo

El medio ambiente físico de trabajo incluye las condiciones físicas presentes en el lugar de trabajo.

Dentro de estas condiciones físicas sé incluye el ruido, las vibraciones, la iluminación, las condiciones termohidrométricas y las radiaciones. En condiciones especiales, estas condiciones físicas pueden afectar a la salud de los trabajadores.

  • Ejemplos de ambientes físicos de trabajo:
  • Niveles altos de ruido durante largos tiempos de exposición, pueden provocar en el trabajador expuesto a trauma sonoro o sordera profesional.
  • Las vibraciones de los martillos compresores pueden provocar trastornos vasculares en los huesos y articulaciones.
  • Una iluminación inadecuada incidiendo los rayos de luz sobre la pantalla del ordenador produce deslumbramientos y con el tiempo cansancio ocular, irritación y molestias no oculares.
  • Una temperatura elevada puede producir disminución del rendimiento y aumento de fatiga e insatisfacción.
  • Las radiaciones no ionizantes que se producen en los trabajos de soldadura, pueden provocar lesiones oculares.

Los contaminantes químicos y biológicos

En el medio ambiente de trabajo pueden haber contaminantes químicos o biológicos que pueden afectar a la salud de los trabajadores.

  • Ejemplos de estos factores de riesgo podrían ser:
  • Uso de algunas pinturas en aplicaciones aerográficas que pueden provocar efectos narcotizantes si no se utilizan los medios de prevención adecuados.
  • Manipulación de productos animales en mataderos que pueden provocar brucelosis en los trabajadores, si no se han llevado a término unas medidas mínimas de higiene y desinfección.

La carga de trabajo

El trabajo exige a los trabajadores un cierto esfuerzo físico y mental. Todas las personas tienen unos límites en la capacidad de esfuerzo físico y psíquico. Cuando se superan estos límites pueden aparecer consecuencias negativas para la salud del trabajador.

Dentro de este apartado se puede diferenciar claramente entre carga física y carga mental.

Dentro de la carga física, se debe tener en cuenta que cuanto más esfuerzo físico se hace más fatiga física se padece. Ahora bien, posturas de trabajo forzadas o inadecuadas obligan al trabajador a tener que realizar esfuerzos adicionales.

El trabajo sentado y de pie son modalidades específicas que pueden dar lugar a diversos tipos de fatigas. Así un trabajo sentado en una silla inadecuada puede dar lugar a dolores de espalda, dolores de cabeza, etc. El trabajo de pie, implica sobrecarga de piernas, espalda y hombros.

Los movimientos que se realizan en muchos trabajos pueden dar lugar a las patologías típicas de los movimientos repetitivos (tendinitis, síndrome del túnel carpiano).

La manipulación manual de cargas, si se hace inadecuadamente, puede dar lugar a problemas dorso-lumbares.

Dentro de la carga mental, muchas tareas como la introducción de datos en un ordenador, conducción de vehículos, tareas de control de calidad o trabajos administrativos pueden dar lugar a fatiga mental.

La organización del trabajo

Hay factores de riesgo debidos a la organización del trabajo y se pueden clasificar como factores de organización temporal y factores que dependen de la tarea.

Dentro de la organización temporal hay factores debidos a la jornada de trabajo, como por ejemplo el trabajo a turnos o el trabajo nocturno que producen alteraciones del equilibrio biológico y social del trabajador. También el ritmo de trabajo, que cuando viene impuesto por un trabajo en cadena o cuando el trabajo es muy complejo, puede dar lugar a una sobrecarga del trabajador a insatisfacción, etc.

Dentro de los factores que dependen de la tarea y definen el papel del individuo dentro de la organización se pueden destacar :

  • La automatización, que puede dar lugar al aburrimiento, desinterés por el trabajo e insatisfacción.
  • La falta de comunicación, que afecta a la salud mental y social.
  • El estilo de mando, siempre es mejor un tipo de mando democrático y participativo.
  • La falta de participación.
  • La baja consideración social de la actividad que se realiza.
  • La falta de identificación con la tarea.
  • La falta de iniciativa.
  • La falta de estabilidad en el trabajo.

Artículos Relacionados

¡Pide tu presupuesto Gratis!